COCA-COLA DESARROLLÓ SU PROPIA BEBIDA PARA DEPORTISTAS PARA GANAR PARTICIPACIÓN EN EL MERCADO

Gatorade impulsa el crecimiento en PepsiCo

La expansión en la venta de este tipo de bebidas se debe a que los consumidores que se inclinan por los alimentos saludables están evitando las gaseosas azucaradas

PepsiCo informó que el “fenomenal crecimiento de ventas que registró Gatorade, la bebida para deportistas del grupo, ayudó a incrementar un 17% –más de lo esperado– las ganancias netas del tercer trimestre de este año.

Gatorade se ha convertido en una de las marcas más poderosas de PepsiCo, desde que la firma la compró como parte de la adquisición de Quaker Oats hace cinco años; una operación por u$s 13.400 millones.

El avance de Gatorade compensa la caída de la marca cola insignia de la empresa.

La compra le permitió a PepsiCo asegurarse más del 80% de las ventas estadounidenses de bebidas deportivas, uno de los segmentos de mayor crecimiento del mercado.

Esta expansión se debe a que los consumidores que se inclinan por los alimentos saludables están evitando las gaseosas azucaradas.

El éxito de Gatorade persigue a Coca-Cola, empresa que tuvo la oportunidad de comprar Quaker pero se retiró de la operación antes de que PepsiCo interviniera.

En cambio, Coke desarrolló su propia bebida para deportistas, Powerade, que gradualmente está ganando participación en el mercado pero que todavía es una quinta parte del tamaño de Gatorade.

Steve Reinemund, CEO de PepsiCo, prometió revertir la caída de la participación de mercado de Gatorade, hecho que él atribuye a la falta de abastecimiento en algunos lugares debido a que las ventas han sido superiores a las esperadas.

Él explicó que la demanda subió en gran medida debido a que en Estados Unidos este verano se registraron temperaturas superiores al promedio, por lo que los consumidores se inclinaron por las bebidas frías.

Gatorade y otras gaseosas de PepsiCo, como el agua envasada Aquafina y los jugos Tropicana, elevaron 27% sus volúmenes de ventas en Estados Unidos.

Las ventas de gaseosas se mantuvieron estancadas en Estados Unidos, pero a nivel mundial crecieron ayudadas por la sólida expansión de las marcas sin azúcar, como Diet Pepsi.

La división de snacks de PepsiCo, que incluye a Frito-Lay en EE.UU. y Walkers en Gran Bretaña, registró un alza de 4,5% en la facturación mundial.

Las ganancias netas totales cayeron 37% a u$s 864 millones debido a un débito fiscal extraordinario relacionado con la repatriación de u$s 7.500 millones de ganancias generadas en el exterior, conforme a la Ley Estadounidense de Creación de Empleo.

Sin embargo, excluyendo las partidas extraordinarias, las utilidades netas aumentaron 17%, algo más de lo previsto. Bonnie Herzog, analista de Citigroup, considera que los resultados son “impresionantes .

Reinemund advirtió que el alza de los precios de los commodities provocados por los huracanes que azotaron recientemente Estados Unidos, está presionando los costos.



Noticias del día