'Creciendo Juntos': un programa clave para disminuir la mortalidad infantil

A través del diálogo participativo y el trabajo articulado entre el Estado, el sector privado y la sociedad civil es posible generar beneficios concretos para la comunidad. Un buen ejemplo es este programa que contribuyó a bajar los índices de mortalidad infantil en Chubut y desde allí se replicó en otros puntos del país

El programa fue creado hace quince años con el objetivo de colaborar en la disminución de la mortalidad infantil en Comodoro Rivadavia. Debido a sus excelentes resultados, se provincializó y en 2016 comenzó a desarrollarse también en Neuquén, desde hace un año en diez municipios de la provincia de Buenos Aires, y en 2019 en Santa Cruz.

Creciendo Juntos surgió como una iniciativa público-privada basada en la capacitación de obstetras, neonatólogos, infectólogos, enfermeras y todo el personal de los centros de salud que están en contacto con las embarazadas y los recién nacidos, con especial hincapié en el control de infecciones y en la importancia de la lactancia materna.

En el 2003, los índices de mortalidad infantil en la provincia de Chubut eran muy elevados. Pan American Energy - principal compañía privada de energía del país - y el Ministerio de Salud generaron un proceso de articulación con el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia y el FUNCEI primero y la Fundación para la Salud Materno Infantil (Fundasamin) después. Así fue como nació el programa Creciendo Juntos en el marco de las acciones de sustentabilidad que implementa Pan American Energy en las comunidades donde tiene sus operaciones.

“El índice de mortalidad infantil es un indicador particularmente sensible ya que habla, no solamente de la cantidad de recién nacidos vivos por sobre la cantidad de recién nacidos muertos en determinado período de tiempo, sino que además es muy rico en datos contextuales , afirma Agustina Zenarruza, gerente de Sustentabilidad de PAE. Y explica que ese indicador también habla del nivel de acceso a la salud que tiene una madre, qué alimentación recibe el niño en su primer año de vida, entre otros factores.

El primer paso para la puesta en marcha del programa, tras un período 2002-2003 en el que las tasas de mortalidad infantil de la provincia -pero particularmente las de Comodoro Rivadavia- se habían disparado, fue trazar un diagnóstico adecuado ante la gravedad del cuadro.

“Analizamos la mortalidad infantil, que va desde el nacimiento hasta el primer año de vida, y la mortalidad fetal, que es la que se produce entre las 20 semanas de embarazo y el nacimiento. Revisando certificados de defunción y realizando visitas a los diferentes centros médicos descubrimos que la alta tasa de mortalidad infantil era fundamentalmente por la neonatal, es decir la que ocurre en el primer mes de vida. Y que, básicamente, estaba asociada a la prematurez , resumió la doctora Ana Pedraza, médica neonatóloga que trabaja para Fundasamin.

Ya con un diagnóstico preciso, se diseñó un programa orientado a la capacitación de todo el personal que suele estar en contacto con las embarazadas y los recién nacidos y, paralelamente, se llevaron a cabo campañas con el objetivo de que las futuras madres aprendan a cuidarse en forma adecuada antes, durante y después del parto.

Nuevos espacios

El programa Creciendo Juntos no tardó en ampliarse para abarcar, en su segunda etapa, a las clínicas de la ciudad, ya que alrededor del 70% de los partos tienen lugar en centros privados. También se amplió a otras localidades de Chubut como Trelew y Puerto Madryn, y años más tarde a Neuquén, Buenos Aires y Santa Cruz.

En territorio chubutense, el panorama cambió positivamente en estos quince años, ya que se logró disminuir la tasa de mortalidad neonatal en un 50% en Comodoro Rivadavia. Hoy Chubut, detrás de Buenos Aires, es la segunda provincia con mayor índice de Desarrollo Humano según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Una de las variables que más peso tiene en la elaboración de ese índice es precisamente la mortalidad infantil, lo que significa que hoy en día Chubut tiene uno de los menores índices de mortalidad infantil a nivel nacional.

Hace ya varios años esta temática de la salud ha venido tomando mayor relevancia en todo el mundo. Tal es así que, desde 2009, cada 17 de noviembre se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro, establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la práctica, esto demuestra la importancia que a nivel internacional se le asigna al cuidado de niños y embarazadas para reducir la cantidad de partos prematuros y, de ese modo, mejorar los índices de mortalidad infantil.

Tags relacionados
Noticias del día