Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La app Preguntados será declarada de "interés cultural" por el Gobierno Nacional

La app Preguntados será declarada de

La aplicación Preguntados, que ya posee más de 5 millones de usuarios en toda América, será declarada de “interés cultural” por el Ministerio de Cultura de la Nación, cartera que dirige actualmente Teresa Parodi.

El anuncio lo hizo el coordinador del Mercado de Industrias Culturales del Sur (MICsur), Alejandro Iparraguirre, en una entrevista al sitio Twit Político.

El juego, que consiste en la respuesta de diferentes preguntas que realiza el programa, fue creado por el argentino Máximo Cavazzari, CEO y fundador de Etermax.

¿Cómo se juega a Preguntados?

Los usuarios, en primer lugar, deben registrarse utilizando la aplicación Facebook y competir con los amigos que también tengan la app en seis diferentes categorías (arte, ciencia, entretenimiento, geografía, deportes e historia).

Luego, los jugadores deben elegir a alguno de sus potenciales competidores y aguardar que acepten el desafío.

Una vez que el eventual competidor acepta el desafío, se deberá girar una rueda para determinar qué temática tocará y, finalmente, empezar a contestar entre cuatro posibles respuestas.

¿Cómo surge el negocio de Preguntados?

Etermax embolsa dinero mediante varías vías: ofrece una aplicación paga que no contiene avisos (la gratuita presenta publicidad) y, además, se pueden comprar vidas (cada vez que el usuario se equivoca perderá una de las tres).

Asimismo, en la parte inferior de la aplicación, también hay posibles ayudas, como una especie de comodines, que facilitan la chance de tener más tiempo para contestar, una bomba que permitirá eliminar dos respuestas erróneas de las tres posibles o, incluso, cambiar de pregunta.