Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Súper CIO

El rol del Chief Information Officer (CIO) está cambiando, y este hecho es irreversible. El motivo de este fenómeno es simple: tradicionalmente, dentro de una organización, siempre existieron más problemas y requerimientos tecnológicos que capacidades para su gestión. Por este motivo, el rol del CIO consistía, básicamente, en poner orden y gestionar dicha área. Para mencionar un ejemplo concreto, era habitual que cuando un Jefe de Liquidación de Sueldos encontraba un sistema para liquidar los sueldos, le solicitaba una computadora al CIO, así como también una base de datos y un espacio en la red con determinados permisos, entre otros. De esta manera, el CIO se encontraba ante una realidad según la cual para cada una de las áreas que integra una empresa, este ejecutivo debía asignar prioridades a ciertas iniciativas, vetar algunas y promover otras.
Todo esto cambió cuando sobrevino la ‘Era Web’. Bajo el paradigma del Cloud Computing, los sistemas comenzaron a ofrecerse como servicios (SaaS): desde el CRM, hasta el sistema de sueldos y las campañas de marketing sistematizadas, pasaban a estar en la Nube. A partir de este momento, terminó la capacidad de veto del CIO, ya que todo dependía de la capacidad de cada gerente o director de área para conseguir el presupuesto necesario.
Es así como, detrás de la decisión de estos ejecutivos, el CIO comenzó a verse involucrado en nuevos aspectos: la seguridad del sistema, y su integración con el resto de los sistemas de la organización. De esta manera, la tarea se traduce a apagar incendios sin provocarlos. Y es así entonces como nuevamente se encuentra en la instancia inicial: el CIO tiene una mayor cantidad de requerimientos y problemas, que capacidad de trabajo y recursos para de frenar el trabajo.

La otra realidad

A pesar del panorama planteado, hay CIOs que ante el fenómeno del Cloud Computing lograron posicionarse delante del carro y no detrás, para seleccionar la herramienta tecnológica formando parte de la estrategia de negocio. De esta manera, forman parte de las decisiones de negocio. En definitiva, el rol del CIO pasó de disponibilizar Servidores y Redes, a disponibilizar Plataformas y estrategias tecnológicas; y sobre todo, dejó de ser un Centro de Costos puro, para posicionarse como un colaborador de los centros de beneficios, ya que puede participar de canales digitales para promover la venta productos y servicios, es decir, para impulsar el negocio.

En este contexto, ya estamos ante un nuevo CIO. Y todo indica que los cambios continuarán. De hecho, se espera que:
- 60% de los CIOs se transformará en CDO (Chief Digital Officer) en 2020, porque deberán entregar los productos ‘core’ de la empresa, a través de procesos y servicios digitales para lo que la organización se apoyará por el área de TI.
- 80% de los CIOs tendrá en 2017 foco en: Análisis y Cyberseguridad .
- 65% de las estrategias competitivas en 2016 requerirán una ITaaS (IT como un servicio y en tiempo real)
- 80% de los CIOs buscará modelos de arquitectura que faciliten la innovación y la toma de decisiones empresariales en 2016

Promediando el 2015 estamos, sin duda, atravesando un gran cambio que, como se dice usualmente, implica una oportunidad para las organizaciones, porque la tecnología ya es parte del negocio.