Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Buscan evitar cierre de planta de SanCor

Ante la indefinición de SanCor sobre el futuro de sus distintas plantas industriales, el Ministerio de Producción de Santa Fe ya maneja tres variantes, para evitar el cierre de una de las fábricas que se encuentra en su territorio. Específicamente en Centeno, una de las cuatro que la compañía confirmó con cese de actividades.

Según afirmó a El Cronista Luis Contigiani, ministro de Producción de la provincia, se avanza primero con un plan A que están llevando adelante las propias autoridades de la compañía, que tiene que ver con "agotar las instancias para la venta a otro grupo que se haga cargo de la planta y garantizar la continuidad laboral".

En caso de que no avance el proceso de venta, en Santa Fe ya planean el "plan B", que contempla dos alternativas: alquilar la planta a un fondo privado para que la gestione, o que se haga cargo una cooperativa de trabajo, liderada por los propios empleados de la fábrica. "Ya lo estamos hablando con directivos de la compañía, y contemplan ayuda financiera desde la provincia. Tenemos previsto financiar con una crédito importante para capital de trabajo", afirmó Contigiani.

Desde al menos 20 días, la fábrica se encuentra paralizada, y unos 68 puestos de trabajo están en riesgo. El propio jefe comunal Juan Guffi, señaló al sitio santafesino Miradorprovincial, que la paralización de la planta "es un golpe a la vida del pueblo". Por eso mismo, los trabajadores realizaron un abrazo solidario y hasta un acampe.

La planta de Centeno se especializa en la producción de queso muzzarella, y según el ministro la misma está muy bien equipada y produce un queso de excelente calidad. "Hasta el momento del cese de actividades operaba en su totalidad. Estamos convencidos que la planta es viable y que tenemos el apoyo de los trabajadores", afirmó. El funcionario agregó que hasta en los planes tratados, se llegó a hablar de que sea la propia SanCor quien le compre la muzzarrella a la fábrica, en caso de que se opte por alguna de las dos alternativas del plan B.

En la provincia, SanCor tiene ocho plantas y 3800 trabajadores (la de Sunchales significa cerca del 40% de la cooperativa), cerca de 400 proveedores y 80 cooperativas que le entregan materia prima. Por el momento, el funcionario aceptó que la única planta que en la provincia tiene problemas graves es Centeno, y que las autoridades "quieren agotar la alternativa de vender la planta, pero están abiertos a un plan alternativo".