Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Fútbol para Todos se llevó la plata de las obras del Sarmiento

A tres años de la creación de Fútbol para Todos, el Estado gastó en televisación y subsidios a los clubes cerca de 5000 millones de pesos. Una cifra equivalente se podría haber aplicado a la modernización del ferrocarril Sarmiento, que sufrió la mayor tragedia de los últimos tiempos, con un saldo de 51 muertos. Una metáfora del país que crece pero no se desarrolla.

No necesitó de la aprobación del Senado, pero de alguna manera se convirtió en una de las primeras apuestas de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner que entró en el cada vez más vigente proceso de nacionalización. El Programa Fútbol para Todos, a tres años exactos de que el primer centavo estatal cayera en la alcancía de la AFA, significó el inicio de lo que mediáticamente, y a partir de una definición que surgió de la propia Presidenta, se conoce como la construcción del relato. El oficial, claro. El que resalta que por la decisión de estatizar las transmisiones de fútbol, millones de argentinos disfrutan de la máxima pasión criolla en vivo, en directo y de forma gratuita los 10 partidos de Primera División. El que esconde que montar semejante infraestructura para entretener a la audiencia costó $ 5000 millones en tres años, que hubieran servido, por ejemplo, para dejar en óptimas condiciones tecnológicas y de seguridad el ferrocarril Sarmiento, donde en febrero pasado fallecieron 51 personas por un accidente.


El relato empezó un 11 de agosto de 2009, alrededor de las seis de la tarde, en el primermundista predio que la AFA tiene en Ezeiza y en el que aterrizó el helicóptero que trasladaba a Cristina Kirchner. Atentos, de pie y con una sonrisa de oreja a oreja, esperaban el eterno presidente de la entidad, Julio Humberto Grondona, y el por entonces entrenador del seleccionado argentino de fútbol, Diego Armando Maradona.


Una carpa gigante instalada para la ocasión ofició de sala de conferencias para que la Presidenta, rodeada de la mayoría de su Gabinete, anunciara que el Estado le había comprado los derechos de televisación del fútbol de Primera División a la AFA, por $ 600 millones anuales.


Habían pasado horas desde que Grondona había rescindido de manera unilateral el contrato con la empresa Televisión Satelital Codificada (TSC), sociedad formada por Torneo y Competencias y el Grupo Clarín, que estaba a cargo de los derechos del fútbol desde 1991.


La oferta estatal casi triplicaba el vínculo previo entre AFA y TSC, de $ 230 millones por año. El negocio se dibujaba redondo para los nuevos socios. La entidad madre del fútbol local, y los clubes por consiguiente, acrecentaban sus ingresos de forma considerable. El Gobierno, por su parte, descubría en el fútbol una plataforma estratégica desde lo comunicacional para contar el mentado relato oficial e intentar ganar la madre de todas las batallas, la que todavía hoy lo mantiene enfrentado abiertamente con Clarín. "No es posible que secuestren los goles hasta el domingo, como antes lo hacían con las personas", fue la infeliz comparación con los tiempos de dictadura que hizo Cristina en referencia a la decisión comercial de TSC, que emitía cinco partidos por señales codificadas y los otros cinco por canales de cable de la grilla básica, y por Canal 13 sólo daba los goles recién el domingo por la noche, en el programa Fútbol de Primera.


Inicio de la marea expropiadora

Si bien fue en 2008 cuando el Gobierno dio inicio a la política de nacionalización de diferentes sectores, como las re-estatizaciones del sistema de jubilaciones y de Aerolíneas Argentinas, la llegada al Fútbol Para Todos representó el primer avance no legislativo. Como sucedió con las recientes expropiaciones de YPF y de la Compañía de Valores Sudamericana, el Gobierno no definió de qué manera le pagará a los antiguos dueños.


En el caso de la televisación de los partidos de fútbol, desde mediados de 2010 TSC está en juicio con la AFA , aunque desde la empresa cuentan que el expediente está dormido y que fue pasando de juzgado en juzgado sin ningún avance, debido a una interminable serie de recusaciones de ambas partes. TSC pretende que le devuelvan el contrato de cinco años que le quedaban por delante, tomando en cuenta el 50% del valor del vínculo actual.


Hace dos años, en TSC argumentaban que desde la ruptura del contrato, la firma resignó $ 12 millones por fecha. Considerando que le quedaba un lustro de TV por delante y que son 38 las fechas que se disputan en el año, la pérdida global estimada es de $ 2280 millones. Hoy, en la empresa prefieren no hacer cuentas, y creen que por estar el Gobierno en la negociación será muy difícil que les reconozcan el dolo causado.
Fuera de presupuesto


Cuando Grondona negoció el contrato con Aníbal Fernández, por entonces jefe de Gabinete, se acordó, aval de Néstor Kirchner mediante, que el desembolso de dinero rondaría los $ 600 millones por temporada y que con ese ingreso debían sobrevivir los 20 clubes de la máxima categoría, que cobraban de acuerdo a la repercusión mediática que tenían: Boca y River percibían $ 30 millones, el segundo tándem formado por Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez $ 23 millones, y los restantes 14 equipos cobraban $ 17 millones. Sin embargo, esos montos fueron tales sólo en la primera temporada, porque a partir del segundo semestre de 2010 comenzaron las partidas extras.


En ese año, de acuerdo a datos del Boletín Oficial, se superaron los $ 206 millones, que se adjuntaron a los $ 648 millones presupuestados inicialmente por la Jefatura de Gabinete, es decir, un 31,8% más de lo previsto. El presupuesto de 2011 declaró que se destinarían $ 690 millones al Fútbol Para Todos, que finalmente se convirtieron en $ 880 después de la inyección que se le aplicó al Programa durante todo ese año, en el que a la televisación de los partidos de Primera se les agregó, descenso de River de por medio, la transmisión de cinco encuentros del Nacional B, que hasta ese momento eran propiedad de Torneos y Competencias. Para 2012, en tanto, los primeros números develaban un gasto de $ 698.734.000, pero a fines del año pasado y días antes de dejar su cargo de ministro para pasar a ocupar una banca en el Senado, Aníbal Fernández se ocupó de agregar una nueva partida de $ 225 millones que cubriera los ajustes de presupuesto hasta agosto, instaurando un sistema de nueve cuotas de $ 25 millones, la última de las cuáles se acaba de cobrar. Así, contabilizando el gasto global se alcanzan los $ 3256 millones desde la creación del programa, a los que deberán sumarse los $ 205 millones que se agregaron el 27 de julio pasado y que todavía no se empezaron a pagar.

El Estado le paga al Estado
"Es imposible saber cuánto gasta el Gobierno en propaganda en el Fútbol Para Todos. Hay un valor de mercado, pero cuando el Estado le paga al Estado no existe una referencia exacta", cuenta un encumbrado ejecutivo de los medios. Así define a la forma de pautar que estableció el Gobierno en 2010, por expresa orden de Kirchner, cuando se decidió terminar con la inversión de empresas privadas y convertir el espacio en un territorio exclusivo del Gobierno para comunicar novedades de sus distintas áreas o para repudiar actitudes de la oposición. "Se arregla todo charlando, la publicidad no se paga. Te llaman por teléfono, te dicen 'poneme esto' y listo", explican fuentes del medio. El único patrocinio privado del Fútbol Para Todos es el de Iveco, que desembolsa unos u$s 2 millones por temporada.


No obstante, existen estimaciones privadas sobre cuánto habría costado pautar en el Fútbol Para Todos en estos años de veda publicitaria. La consultora Search se basó en un tarifario de 2010 y, según un reciente informe del diario La Nación, reveló que el Gobierno gastó en publicidad oficial $ 1044 millones en tres años, por los siete torneos disputados, contabilizando la primera edición de la Copa Argentina, que el mes pasado conquistó Boca. Teniendo en cuenta que el rating promedio es de alrededor de 10 puntos, se descubre que por año el Gobierno gastó unos $ 34 millones por cada punto de rating, es decir cada 100.000 personas que vieron los partidos. Boca y River son los más vistos, con promedios de 15 puntos. Como el descenso lo renovó, el retorno del equipo de Núñez a la "A" debilitó al Nacional B. Dejaron de transmitirse cinco partidos y en las primeras tres fechas se emitieron entre dos y tres encuentros. El rating manda.


Los costos de producción también fueron siderales. Desde el inicio del contrato el operativo que realiza las transmisiones lo lleva la empresa La Corte, vinculada al kirchnerismo y también a cargo del posterior "Automovilismo para Todos". En estos tres años, se estima que el Gobierno pagó casi $ 700 millones para producir la TV del fútbol, es decir, para pagar los sueldos de periodistas, productores, operadores técnicos y demás empleados.


"No se publica nada acerca de los sueldos de los relatores, sólo mandan al frente a algunos en el Boletín Oficial, de vez en cuando, pero lo hacen con sueldos promedios", asegura una fuente con conocimiento sobre los costos de producción del programa. Así, quien quiera saber qué cachet percibe Marcelo Araujo por relatar el partido más importante de la fecha deberá buscar por otro lado. Oficialmente, en junio pasado, solamente se difundieron los sueldos de 10 periodistas que cubren los partidos, que oscilan entre los $ 7400 y los $ 13.900, y que en el transcurso del año demandan $ 1.200.000 de parte del Estado.

Gobernar hasta 2020
Poco después de cerrar el vínculo con la AFA, Néstor Kirchner lanzó una confesión casi premonitoria si se compara con las actuales intenciones del oficialismo de perdurar al frente del Poder Ejecutivo. "Estamos decididos a gobernar hasta 2020", dijo en ese entonces el ex presidente, por cuya imaginación seguramente pasaba un plan de alternancia de mandatos con su esposa. La sorpresiva muerte de Kirchner cambió el mapa de manera radical, pero de ninguna manera frenó esa intención largoplacista.


Ya culminando el primer año de su segundo mandato, Cristina no niega pensar en reformar la Constitución para aspirar a un tercer período, al punto que desde sectores estratégicos de Casa Rosada están tanteando a través de reuniones informativas el rebote que puede tener en la opinión pública una decisión de ese impacto. En caso de prosperar esa posibilidad, CFK extendería su Presidencia hasta el 10 de diciembre de 2019. Cuatro meses antes, curiosamente o no, expira el vínculo de 10 años del Estado con la AFA, que de algún modo marcó el comienzo del plan de perpetuarse en el poder que parece tener el Gobierno.


La apuesta de gobernar hasta 2020, dicen en voz baja allegados a Presidencia, también incluye un interés oficial por quedarse con la AFA en el pos-grondonismo. Con un mandato que vence en octubre de 2015, el longevo presidente de la entidad ya anticipó que no se postulará para otro período. Al borde de los 81 años y con 33 en el cargo, Grondona está decidido a dar un paso al costado y dejar abierto el camino para una sucesión, que él imagina puede llevar a cabo el ex presidente de Quilmes, José Luis Meiszner, mano derecha de "Don Julio" o, por qué no alguien de su riñón como sus hijos "Julito", presidente del campeón argentino Arsenal, o "Humbertito", secretario de selecciones nacionales.

¿Planes para Aníbal F.?

Sin embargo, el Gobierno tiene otros planes, que incluyen al actual presidente de Quilmes, nada menos que Aníbal Fernández. Desde su salida del Gabinete, el verborrágico funcionario kirchnerista empezó a dedicarle cada vez más tiempo a desarrollar la actividad política en su pasión, el "cervecero". Electo vicepresidente en 2010, sucedió a Meiszner un año después, encabezó el retorno de Quilmes a Primera División y comenzó a participar en las reuniones de la AFA, ya como dirigente y no como administrador de la caja del Fútbol Para Todos.


Las constantes grietas organizativas que evidenció la AFA y el poco apego a cumplir con lo legal que tienen los clubes deterioró la relación del Gobierno con Grondona. Si bien saben del peso específico del dirigente, que fue designado en plena Dictadura y sobrevivió políticamente a todas las crisis que afrontaron los gobiernos democráticos posteriores, en el kirchnerismo están dispuestos a soltarle la mano al cultor del "todo pasa". De esa intención se desprende que la AFIP haya salido a la caza de clubes, representantes y jugadores por las irregulares triangulaciones de los pases y que la Unidad de Información Financiera (UIF) exija desde el 1 de julio pasado que los clubes informen las transferencias superiores a los $ 100.000.


Además, hubo una orden explícita para que todas las instituciones pesifiquen los abultados contratos de los futbolistas.

El Sarmiento no es prioridad
Lo cierto es que los $ 4978 millones que gastó el Gobierno en el Fútbol Para Todos podrían haberse usado en múltiples obras. Sin embargo, por su urgencia, los fondos bien podrían aplicarse a mejorar el funcionamiento del sistema ferroviario en la Argentina. De haber contado con ese aporte económico, por ejemplo, el ferrocarril Sarmiento habría podido funcionar de manera adecuada y, probablemente, se habría evitado el trágico accidente del 22 de febrero y los constantes problemas que afronta en su recorrido.


Según un informe de la intervención de la línea que une las estaciones de Once y Moreno, se requiere una inversión de u$s 900 millones para poner las formaciones en condiciones. Al cambio oficial, representan $ 4176 millones. Con ese dinero se podrían renovar y mejorar las vías, modernizar los 70 coches eléctricos Toshiba y fabricar 19 formaciones doble piso, instalar un nuevo señalamiento automático en las barreras y construir siete puentes vehiculares para eliminar los peligrosos pasos a niveles entre las estaciones de Liniers y Caballito.

Lo que viene
Teniendo en cuenta que el contrato entre el Gobierno y la AFA se extiende hasta 2019, y basándose en los gastos realizados hasta el momento, el cálculo estimado de la inversión que falta pagar es de aproximadamente el doble de lo destinado hasta ahora.


Así, de repetirse en el tiempo los $ 600 millones que se acordaron en el primer contrato y sin considerar las partidas extras, el ingreso total que percibirá la AFA superará los $ 5000 millones. La misma cantidad que ya se gastó por todo concepto en apenas tres años. Se podría haber utilizado para cubrir otras necesidades pero se usó, sin demasiadas explicaciones, para que la pasión de multitudes de los argentinos sea de todos. z we

Comentarios44
Editor80 CMS
Editor80 CMS 28/09/2012 01:40:38

Blog de LEGO Horarios Buquebus Futbol Total

Editor80 CMS
Editor80 CMS 05/09/2012 12:11:05

Ya se aplicaba en la antigua Roma... pan y circo para que la gilada este contenta...

Editor80 CMS
Editor80 CMS 04/09/2012 02:29:17

Como en todos los paises del primer mundo el futbol es política de estado. Los transportes modernos, las obras de infraestructura para el desarrollo ( incforporar 10 millones de has con riego), desarrollar productos competitivos no es prioridad. Mendez

Editor80 CMS
Editor80 CMS 04/09/2012 09:26:17

Pan y circo para el pueblo. Es lo que se voto el 53%

Editor80 CMS
Editor80 CMS 03/09/2012 08:55:17

A NADIE LE IMPORTA NADA, MIENTRAS TODOS MIRAMOS EL FUTBOL CABEZA FRESCA EL FIN DE SEMANA, DESPUES VIAJAMOS COMO GANADO DE LUNES A VIERNES Y DESPUES LA VOTAMOS. GENIOS

Editor80 CMS
Editor80 CMS 03/09/2012 06:13:47

Que les va importar el funcionamiento de los trenes si son unos verdaderos corruptos e impresentables. Vergüenza ajena!!!

Editor80 CMS
Editor80 CMS 03/09/2012 06:10:01

Marcelo Araujo no cobra por relatar, sino que cobra por hacer propaganda oficial y por usar un lenguaje que cada vez que lo escucho tengo que explicarle a mis hijos que quiso decir con cada mala palabra que utiliza. Una verdadera vergúenza

Editor80 CMS
Editor80 CMS 03/09/2012 12:18:30

este pais cada dia que pasa, va atrasando un poco mas......

Editor80 CMS
Editor80 CMS 03/09/2012 10:15:30

OBVIO ODIOSA COMPARACIÓN "EL CRONISTA" Y CON LOS SUBSIDIOS AL GAS NATURAL EN BARRIOS CERRADOS Y ZONAS OPULENTAS DE CAPITAL FEDERAL SE PODRIAN HABER REALIZADO VIAS E INVERSION EN JUJUY, CHACO, ETC ETC

Editor80 CMS
Editor80 CMS 02/09/2012 11:58:47

CHE EL NAZI ANAL MEDINA NO DIJO QUE LA YEGUA CONCHUDA SE OCUPABA DE LOS PROBLEMAS? DE CUÁLES? DE QUE EL 54% VEA FUTBOL? ESAS SON LAS PRIORIDADES DE LA NEGRA DE TOLOSA?

Ver todos los comentarios