Rousseff anuncia plan de inversión para duplicar producción de pescado

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció este lunes el ‘Plan Cosecha de Pescado’, con inversiones previstas de R$ 4.100 millones hasta 2014. El objetivo es duplicar la producción de pescado en Brasil, a dos millones de toneladas por año.

El gobierno aumentará el crédito, invertirá en asistencia técnica, estimulará la formación de cooperativas, ayudará a mejorar las condiciones de almacenamiento y la comercialización de pescado, además de invertir en investigación para aumentar la productividad del sector, según informó la mandataria en su programa semanal de radio ’Café con la Presidenta’.

‘”Combinando todo eso, tornaremos nuestra industria de pesca mucho más competitiva y también aumentaremos la renta de las familias de pescadores, porque muchas todavía viven en la pobreza”, afirmó Rousseff.

Al detallar el programa, la presidenta dijo que los pescadores con renta de hasta R$ 160.000 anual y los productores de especies acuáticas con renta de hasta R$ 320.000 por año tendrán acceso al Programa de Financiamiento de Agricultura Familiar (Pronaf), a través del cual, tendrán mejores condiciones de crédito, con intereses de 4% al año y dos años de carencia para el pago del crédito utilizado para costear la producción.

A través del micro-crédito, los pescadores también podrán pagar préstamos de hasta R$ 2.500 con intereses de 0,5% en hasta dos años. El pago al día posibilitará un descuento de 25% sobre el valor del financiamiento.

Se invertirán en asistencia técnica R$ 135 millones, según la presidenta, para aumentar la competitividad de la industria pesquera, y también se asegurará la compra de esa producción a través del Programa de Adquisición de Alimentos (PAA), del gobierno federal, en un total de hasta 20.000 toneladas de pescado por año. De acuerdo con mandataria, el volumen representa cuatro veces lo que se compra actualmente.

Para estimular el crecimiento de las cooperativas de pescadores y permitirles transformarse en pequeñas industrias de producción de pescado, el financiamiento para ese segmento podrá llegar a R$ 30 millones a pagarse en hasta diez años, con intereses de 2% anual. Según destacó la presidenta, la cooperativa comenzará a pagar el financiamiento tres años después de tomar el crédito, cuando se espera que los cooperativistas tengan ganancias con la actividad pesquera.

“Las cooperativas podrán comprar equipamientos y tanques-red, modernizar los barcos, comprar cámaras frías, mejorar la comercialización y evitar el desperdicio, que es uno de los mayores problemas de la producción de pescado en Brasil”, dijo la presidenta. “Hoy, cerca de 380.000 familias que viven de la pesca aún están en la pobreza extrema (à) Lo que queremos es mejorar la vida de esas familias”, agregó Dilma.

Tags relacionados