Para Moody’s, Brasil generará escasas ganancias con el Mundial

Brasil no tiene mucho que ganar por ser sede del Mundial de Fútbol, comentó Moody's en un informe divulgado hoy. Para la agencia de clasificación de riesgo, el torneo sirve para dar más visibilidad al país y a las marcas de los auspiciantes, pero los beneficios en dinero probablemente serán tímidos si se los compara con el Producto Bruto Interno (PBI) nacional.

El impulso económico proyectado por el evento es de R$ 25.200 millones. La institución argumenta que la cifra es pequeña no solamente cerca del tamaño de la economía brasileña, sino del ingreso anual de las compañías involucradas. Las inversiones proyectadas representan una cifra baja ante los gastos con infraestructura estimados para el país.

"Los 3,6 millones de turistas que se esperan para el Mundial traerán más facturación a productoras de bebidas y alimentos, hoteles y hospedajes en general, empresas de alquiler de vehículos, emisoras de televisión y firmas de publicidad", explicaron los analistas Barbara Mattos, Gersan Zurita y Marianna Waltz, que firman el texto.

Pero los gastos y pérdidas con los problemas que generarán las congestiones de tránsito, las multitudes y los días de trabajo perdidos pesarán sobre los negocios, prevé Moody's. Si el impacto que se espera en el ingreso es positivo, es posible que el lucro de los grupos se vea afectado negativamente.

Pero a pesar de eso, la agencia cree que las inversiones en infraestructura beneficiarán a las administradoras de aeropuertos, rutas y terminales portuarias. Para la nota soberana de Brasil, ser un país-sede ejemplo impulsaría la reputación del gobierno, pero la institución argumenta que gran parte de los efectos ya se sintió.

Las compañías que pueden ganar más con el Mundial son, de acuerdo a Moody's, Ambev, que fabrica bebidas; las constructoras Odebrecht, Andrade Gutierrez, OAS y Mendes Júnior Ingeniería; BRF y Marfrig, de alimentos; la Red Globo, por la audiencia en las transmisiones y la propaganda; y, finalmente, Localiza, que alquila autos.

En la cuenta negativa, la agencia puso a los sectores siderúrgicos, de papel y celulosa y las mineras como quienes tienen más posibilidades de perder. "Las exportadoras pueden sufrir problemas durante los partidos", señaló el informe. La petroquímica Braskem se incluyó en esa lista.

El trío de analistas seleccionó a Gol Líneas Aéreas como un enigma frente al Mundial. La empresa puede registrar una mejora en la demanda por sus vuelos, lo que aumentará los ingresos durante el período. Sin embargo, al mismo tiempo, la rentabilidad de los negocios puede comprometerse. 

Finalmente, Moody's cree que las empresas que cuidan la infraestructura pueden sufrir un deterioro en sus finanzas. Esas firmas son Invepar, que participa del consorcio que controla el aeropuerto de Cumbica, en Guarulhos (San Pablo), y las eléctricas Coelba, Cemig, AES Eletropaulo y Light.

Tags relacionados