Ejército argentino negocia compra de blindado a Iveco

RIO - Las Fuerzas Armadas de Brasil pueden comenzar a funcionar como un nuevo polo de aproximación entre el país y Argentina.

El Guarani, nuevo vehículo blindado brasileño, no se produce a larga escala en Brasil, pero puede conseguir su primera venta internacional en las próximas semanas. El ministerio de Defensa está negociando un lote piloto de 14 unidades para enviar al Ejército argentino.

Fruto de una asociación entre el Centro de Tecnología del Ejército y la automotriz italiana Iveco, el Guarani se fabricará en una nueva línea de montaje de la compañía vinculada al grupo Fiat en su fábrica en Sete Lagoas, en el estado de Minas Gerais.

Al describir las negociaciones, Iveco habló de "conversaciones preliminares". La fábrica del grupo Fiat invirtió R$ 52 millones en la implantación de la línea de producción de vehículos militares en su planta de Sete Lagoas, donde produce camiones. La línea de producción estará lista este año, pero la fabricación a escala de los Guaranis está prevista para comienzos de 2013.

Conduce las negociaciones de los blindados del lado brasileño, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general José Carlos De Nardi. El militar estuvo en el país vecino en abril, donde mantuvo conversaciones con el ministro de Defensa argentino, Arturo Puricelli. De Nardi confirmó que en las próximas semanas llegará una delegación argentina a Brasilia para "definir los detalles técnicos y financieros" con la cartera de Defensa e Iveco.

El valor de la operación no fue definido y depende de los equipos que se incluyan en el blindado, como el cañón. Hasta ahora, Iveco fabricó cinco unidades de un lote piloto de 16 Guaranis para el Ejército brasileño, además del prototipo desarrollado en 2010. La configuración que pidieron los militares brasileños tiene un valor aproximado de R$ 2,74 millones por unidad.

Si Argentina pidiera idénticos vehículos, la venta sumaría R$ 38,3 millones. En el contrato entre Iveco y el Ejército figura que parte del valor de las ventas internacionales del vehículo quedará en manos brasileñas. En caso de confirmarse la operación, los vehículos se entregarían en el primer semestre de 2013.

El interés de Argentina por los Guaranis surgió en octubre del año pasado, cuando una delegación de militares de ese país visitó la fábrica de Iveco. Entre el 15 y 16 de abril, Puricelli estuvo en Brasilia y confirmó a su par de Defensa, Celso Amorim, la intención de adquirir los blindados.

(Guilherme Serodio / Valor)