Brasil registró en agosto el primer déficit primario desde 2001

El sector público brasileño no consiguió registrar superávit primario en el mes pasado, algo que nunca había ocurrido en los meses de agosto desde 2001, año que incia la serie de estadísticas fiscales del Banco Central. Al contrario, tuvo ese mes un déficit primario de R$ 432 millones bajo ese concepto de resultado fiscal, que excluye ingresos y gastos con intereses.
En los primeros ocho meses del año, el superávit primario alcanzó R$ 54.013 millones, un saldo positivo inferior al de igual período de 2012, cuando había llegado a R$ 74.225 millones.
Los números, que divulgó ayer el Banco Central (BC) de Brasil, se refieren al desempeño fiscal del Estado federal, los estados (provincias), municipios y empresas bajo control de los gobiernos, con la excepción de los bancos estatales, Petrobras y Eletrobras, junto con las respectivas firmas controladas.
El resultado de agosto fue peor que el registrado en igual mes del año pasado, cuando el superávit primario fue de R$ 2.997 millones. Este escenario torna más difícil el cumplimiento de la meta superávit establecida en el Presupuesto para este año. Incluso con cierta flexibilización admitida en función de las inversiones en el Programa de Aceleración de Crecimiento (PAC), será necesario un superávit promedio mensual de R$ 14,22 millones de septimbre a diciembre para cumplir la meta anual de superávit, fijada en R$ 110,9 millones, lo que equivale al 2,3% del PBI esperado para este año.
El dato que divulgó ayer el BC indica que con dos tercios del año concluidos, el superávit obtenido hasta agosto fue inferior al 50%.
El déficit de agosto fue repartido. Ninguna de las esferas del gobierno consiguió superávit.
Con el resultado negativo de las cuentas primarias, el sector público registró un déficit nominal más alto que sus gastos con intereses en agosto. En ese punto, que incluye los recursos que se vuelcan al pago de intereses, el resultado fiscal del mes fue deficitario en R$ 22.303 millones, ante un saldo también negativo de R$ 16.121 millones en igual mes de 2012.
La cuenta de los intereses alcanzó R$ 21.871 millones, ante R$ 19.118 millones en el mismo intervalo del año pasado. El resultado nominal de agosto de 2012 fue menos deficitario que el de agosto de este año también porque hace un año el superávit primario fue de R$ 2.997 millones.
En el acumulado de los doce meses terminados en agosto pasado, cuando el valor líquido de los intereses alcanzó R$ 229.640 millones, hubo un déficit nominal de R$ 144.901 millones, equivalente a 3,12% del PBI estimado por el BC para el período. La situación se deterioró en relación al período de doce meses terminados en julio de 2013, cuando el déficit alcanzó el 3,01% del PBI.
En los primeros ocho meses de 2013, el resultado fiscal nominal fue negativo en R$ 109.345 millones, ante R$ 73.355 millones también deficitarios de igual período de 2012.

Tags relacionados