Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Brasil: Temer niega conspiración contra Dilma en entrevista al New York Times

Brasil: Temer niega conspiración contra Dilma en entrevista al New York Times

En una contraofensiva con la prensa extranjera para intentar neutralizar el discurso oficialista que califica como “golpe” el proceso de impeachment en marcha contra la presidenta Dilma Rousseff, su vice Michel Temer dijo no querer que “parezca que está conspirando” para desplazarla.

Como la presidenta, Temer apeló para defenderse a los medios de prensa extranjeros, buscando movilizar la opinión pública internacional acerca de lo que sucede por estos días en Brasil. Tras hablar con The Wall Street Journal” y “Financial Times”, lo  hizo con el NYT.

El vicepresidente dijo que Dilma y él nunca fueron amigos pero tenían buen trato en las ceremonias de protocolo y que la última vez que conversó con la mandataria fue en enero. “Pasé cuatro años en el ostracismo”, señaló a The New York Times. “No fuimos amigos porque ella no se consideraba amiga mía”, insistió el vicepresidente que está a cargo del país por el viaje de Dilma a la ONU.

Temer se mostró “preocupado con la intención de Dilma de decir que Brasil es una republiqueta donde ocurren golpes”, al referirse a la posibilidad de que la presidenta mencione el proceso de impeachment en su discurso ante la ONU, en el marco de la reunión para la firma de un acuerdo sobre el clima.

El vicepresidente insistió en que el juicio político es un mecanismo previsto en la Constitución brasileña y que negó en caso de reemplazar a Dilma intentaría frenar las investigaciones sobre corrupción en Petrobras. Aseguró que cabe al Supremo Tribunal Federal decidir sobre la vinculación de su aliado Eduardo Cunha, presidente de Diputados, en el esquema de sobornos en la petrolera, al ser cuestionado sobre si pediría su renuncia.

Cunha, que sigue en la línea de sucesión detrás de Temer, está siendo investigado por la Corte Suprema por corrupción y lavado de dinero y una comisión de Ética de Diputados deberá decidir si le quita el mandato.

Ambos políticos están muy desprestigiados, al igual que Dilma. Un 2% de los brasileños votaría a Temer mientras 58% está a favor de que se abra un impeachment en su contra. En el caso de Cunha, la cifra sube a más de 70%.