Sorpresa y récord en Nueva York: obra de Botticelli se subastó en u$s 80 millones

'Joven sosteniendo un medallón' se remató en Sotheby's Nueva York con una base de u$s 70 millones. El cuadro de 540 años de antigüedad lleva la firma de uno de los pintores favoritos de la familia Medici

El último retrato en manos privadas del pintor renacentista Sandro Botticelli (1445-1510), 'Joven sosteniendo un medallón', datado en 1470, fue subastado hoy por u$s 80 millones en Sotheby's Nueva York.

Con una base de u$s 70 millones y dos oferentes entre Nueva York y Londres, la pintura renacentista fue vendida en un valor total de u$s 92.184.000 (incluidos los impuestos).

El retrato de Botticelli se incorpora de esta manera a la galería de los retratos más costosos de la historia del mercado del arte. Previamente a su venta se estimaba que su precio era un reflejo de su importancia y rareza, y estaba ubicada en similar relevancia que el 'Retrato de Adele Bloch-Bauer II', de Gustav Klimt, vendido por u$s 87,9 millones en 2006, y el 'Retrato del Doctor Gachet', de Van Gogh, por u$s 82,5 millones en 1990 (Télam)


Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, más conocido con su nombre artístico de Sandro Botticelli, nació en 1445 en Florencia. Su hermano mayor, quien le llevaba 25 años, tenía como seudónimo 'Botticello', no se sabe si porque era muy gordo o bien porque le gustaban las botellas con alcohol. Así que por eso se lo conoce como Botticelli a este fino y sereno pintor florentino, uno de los más importantes en la historia del arte.

Sus primeros pasos fueron con uno de su hermanos, que era orfebre. Luego entró al estudio de Fra Filippo Lippi y se especializó en el tema de madonnas o vírgenes, lo más abundante de su producción, que no llega a 180 pinturas.

'Joven sosteniendo un medallón', la obra que ubica a Botticelli entre grandes maestros mejor cotizados

Gozó del apoyo de la familia Medici: en muchas de sus obras están representados varios de sus miembros y hasta incluso se autorretrató en alguna ya que en dicha época no se firmaban las obras porque la Iglesia consideraba que no debían tener autor destacado.

Nunca se casó y manifestó que tenía "terror al matrimonio", pero creemos que algún romance tuvo con la bellísima Simonetta Vespucci, quien fue retratada en sus mejores pinturas: 'El nacimiento de Venus' y 'La Primavera', sus dos obras cumbre, que podemos disfrutar en las Galerías de los Uffizi en Florencia desde 1815.

'El nacimiento de Venus', una de sus obras cumbre

No son muchos los retratos que se conocen de su autoría. En España durante años pudimos disfrutar, en el Museo del Prado, uno prestado por la familia de Francisco Cambó, y hace dos años la obra salió con permiso temporal a una feria de arte en Londres, ya que la familia decidió venderla: pedían u$s 30 millones. De haber un candidato, el gobierno de España podía igualar la oferta, e incluso si no la compraba podía impedir que saliera nuevamente de territorio español.

El precio era elevado, ya que la mayor venta conocida de un trabajo de Botticelli fue hace unos 7 años con 'La madonna Rockefeller', en honor de sus propietarios, que se vendió en u$s 11 millones: era su mayor valor conocido hasta hoy.

Según detalla Télam, "se desconoce la identidad del modelo del retrato, que encarna los ideales de la belleza de la época, aunque se interpreta que puede tratarse de Giovanni de Medici, hermano de Lorenzo de Medici, mecenas de Botticelli".  

Solamente han aparecido 25 pinturas suyas a la venta en los últimos 30 años y sorprendió la base de u$s 70 millones del retrato que se vendió hoy en Nueva York en el remate de Viejos Maestros. 

La obra había sido vendida en 1982 en u$s 1 millón y su dueño la prestó al Metropolitan de Nueva York y a la National Gallery de Londres para darle buenos antecedentes. Es muy linda esa pintura que perteneció al multimillonario constructor inmobiliario y coleccionista de arte estadounidense Sheldon H. Solow, fallecido en noviembre pasado, a los 92 años, luego de enviarla a subasta.

Una de las particularidades de la obra es el medallón con la representación de un santo que tiene el joven en sus manos, trabajo atribuido al pintor sienés Bartolomeo Bulgarini (1337-1378) y que se encuentra insertado en el panel de la obra. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios