Una vida consagrada a la logística

Con el fallecimiento de Roberto Destéfano, la Argentina pierde a uno de sus principales estrategas en transporte y cadenas de distribución

Corría el año 1998 y, como periodista y editor, arrancaba con el sueño de mi propia publicación: la revista Trading News. El primer número no fue sencillo, debía conseguir al menos un reportaje con un referente destacado del sector, ¿pero esa personalidad querría aparecer en una publicación nueva y hasta allí desconocida? Apunté a lo más alto y convoqué a Roberto Destéfano para hablar de logística, con el temor lógico del rechazo.  Roberto, con la humildad y sencillez que lo caracterizaba, accedió a la entrevista y me dedicó más de dos horas de su cargada agenda. La nota fue un éxito y sus expresiones de entonces aún mantienen vigencia.

“La Argentina logró un importante desarrollo en materia portuaria, pero el resto de los modos se encuentran en proceso de transición a la mejora, por lo que los empresarios del transporte tropiezan todavía con un hinterland complejo. En relación a los servicios multimodales internacionales aún quedan deudas pendientes. Una de ellas es el marco legal armonizado que permita resolver la ecuación de proveer servicios de importación y exportación con coberturas de seguros definidas. El gran problema de la logística en Argentina es que el desarrollo de la mayoría de los temas está a mitad de camino .

La Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG) de quien Roberto Destéfano, fuera durante más de una década su director de Estudios también expresó su profundo pesar por el fallecimiento.

En un comunicado, señaló que Roberto “alguna vez contó que, desde niño, le gustaban los aviones y fantaseaba con ser piloto. Y que esa pasión lo llevó a estudiar ingeniería aeronáutica. Su carrera profesional lo condujo a especializarse en la gestión del transporte y, en particular, en la logística internacional. De este modo, fue directivo en empresas nacionales y multinacionales proveedoras de servicios integrales para el comercio internacional. Más tarde continuó su trayectoria como consultor de empresas, zonas de actividades logísticas y terminales portuarias marítimas y fluviales de nuestro país en aspectos estratégicos, operativos y técnicos .

También ARLOG destacó una cita de Roberto: “La principal conclusión a la que arribé luego de todas estas experiencias es que la coordinación logística no la puede hacer sólo una computadora. En las cadenas logísticas, todo está muy interrelacionado. Es un ‘puerta a puerta’ sin solución de continuidad, como una carrera de postas, y si te parás, perdés. Por eso, la clave está en quienes deben operar el circuito, en el factor humano .

Su vocación se trasladó a la enseñanza, con especial protagonismo como director de Estudios de ARLOG. Pero también, como disertante en foros internacionales y autor de libros y publicaciones sobre comercio internacional. Además, dictó cursos, maestrías y posgrados en la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Belgrano, la Universidad Católica Argentina, la Universidad del Salvador, la UADE, la UCES, el ITBA y la Fundación ICBC.

“Capacitar en logística debe incluir, además de información general y específica, la fijación de conceptos, la interpretación de los cambios, la aplicación y la adaptación de métodos internacionales a ámbitos locales, además de la exposición de motivos estratégicos, toma de decisiones y ejercicios en los que no sólo se resuelvan problemas, sino que se planteen hipotéticas situaciones de conflicto, habituales en la dinámica logística , explicaba Destéfano.

Noticias del día