U$D

LUNES 18/03/2019

Una terminal biométrica facilita el paso de viajeros en Atlanta

Ya funcionan las facilidades de Delta Airlines en el aeropuerto de Atlanta, el más transitado de los Estados Unidos.

por  AGUSTÍN BARLETTI

Atlanta. Enviado especial

0
Una terminal biométrica facilita el paso de viajeros en Atlanta

Viajar en avión puede resultar tedioso, sobre todo si se utiliza un aeropuerto por el que pasan 104 millones de pasajeros al año. Tal el caso de Harstfield, en Atlanta, la terminal base de Delta Airlines, que es la que registra la mayor circulación de viajeros dentro de los Estados Unidos.

Consiente de tal situación, Delta inauguró la primera terminal biométrica de los Estados Unidos en base a reconocimiento facial. Esta tecnología consiste en una cámara que compara los rostros escaneados de los viajeros registrados en una base de datos que está verificada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos. Lo que se logra es que el rostro se convierta en el pasaporte a partir de un complejo algoritmo. Así se a reconocen las características que hacen que un rostro sea único. De esta forma los datos biométricos se utilizan para los trámites de despacho, registro y comprobación de equipaje. Los pasajeros que acceden al reconocimiento facial por biometría no tienen que mostrar tarjeta de embarque o pasaporte en los controles de equipaje y seguridad, ni la puerta de embarque. Al llegar al aeropuerto, los pasajeros se dirigen a un puesto donde se verifica su pasaporte y se envía una foto. La foto se compara con la información del pasaporte que CBP guarda en el archivo para la verificación de identidad. Después, los pasajeros ya pueden guardar sus pasaportes y tarjetas de embarque. En su lugar, las cámaras biométricas se despliegan en el control de equipaje, seguridad y puertas para verificar la identidad.

Por el momento, el uso de esta tecnología en la Terminal F del Aeropuerto de Atlanta es opcional y se encuentra disponible para clientes que vuelen sin escala a destinos internacionales con Delta, Aeroméxico, Air France, KLM y Virgin Atlantic Airways. Quienes no se sientan cómodos con ella pueden optar por la verificación tradicional del pasaporte con un agente. En la página web de CPB, se asegura que las fotos escaneadas en el aeropuerto son borradas poco después de la verificación del pasajero.

"Con esta iniciativa se acelera el proceso de inspección de los viajeros y se refuerza la seguridad aérea. Ahorra nueve minutos en tierra durante el proceso de embarque y permite que los clientes no pasen tiempo haciendo fila", dijo Gil West, director de operaciones de Delta.

Puntualidad

Para Raoul Cooper, director de diseño de aeropuertos digitales en British Airways, esta nueva tecnología "puede llegar a reducir a la mitad el tiempo que tardan 240 personas en abordar un vuelo internacional, y mejorar en un 10% la puntualidad. Algún día, el pasaporte tradicional ya no se necesitará".

El nuevo impulso de Delta hacia la biometría en los aeropuertos coincide con la implementación de esta tecnología en el aeropuerto de Orlando, para sus puertas de arribos internacionales.

El departamento de aduanas y protección fronteriza de los EEUU y el aeropuerto de Atlanta colaboraron con Delta en el proyecto. Además, la aerolínea viene trabajando con las instituciones en los últimos años para expandir la tecnología de reconocimiento facial en Detroit y Nueva York JFK.

Delta también ofrece a los clientes la opción de acceder a sus salas de Sky Club en asociación con Clear, el servicio de verificación de identidad que agiliza el paso a través de los puntos de control de seguridad del departamento de aduanas.

"El ensayo Delta podría tener importantes ramificaciones para la difusión de la tecnología biométrica en los aeropuertos de EEUU. Si la compañía observa beneficios veremos muchas implementaciones", resaltó Chris Burt, editor colaborador de BiometricUpdate, con sede en Toronto.

En la vereda de enfrente, algunas ONG contraías al proyecto advierten que el uso generalizado de la tecnología de reconocimiento facial podría generar riesgos porque los datos capturados podrían ser mal utilizados por las agencias gubernamentales o caer en manos de piratas informáticos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés