U$D

SÁBADO 25/05/2019

Un superávit agridulce por baja en las importaciones

En el primer mes el año, el balance del comercio exterior argentino volvió, por quinta vez consecutiva, a arrojar un saldo favorable.

Un superávit agridulce por baja en las importaciones

Fue de u$s 370 millones el superávit de la balanza comercial argentina. El ajuste externo (típico de un ciclo recesivo, ya acumula un superávit anualizado de u$s 4.600. No obstante, interrumpiendo una racha de doce meses, las ventas externas cayeron 4,7% (0% en cantidades), de modo que la mejora del saldo comercial se dio enteramente a una caída en las importaciones. Las compras al extranjero retrocedieron 26,5%, su sexta baja consecutiva

Según un infirma de la consultora Abeceb con datos del Indec, la baja en las importaciones (-26,4% en cantidades y apenas -0,2% vía precio) viene acompañando la retracción de acuerdo con su elasticidad histórica con la actividad económica, aunque exacerbada por un tipo de cambio real que en el mes de referencia se situó 25% por encima del mismo mes de 2018. En términos desestacionalizados, las compras se comportaron de forma similar al mes de diciembre (+0,7%)

Las importaciones están reaccionando como esperado a la caída de la actividad

Nuevamente, el segmento de vehículos de pasajeros mostro la retracción más importante (-58% en términos interanuales). Bienes de consumo durables (-60,6%) y Computadoras y teléfonos celulares (-43,9%) reafirman la tendencia de una postura pasiva de los hogares a grandes gastos en un contexto de erosión del ingreso disponible e incertidumbre hacia el futuro. Los bienes de consumo no durable (-18,5%) y alimentos y bebidas (-20,5%) mostraron caídas menos abultadas.

Bienes de capital (-41,0 % en valor, -36,6% en cantidades) enfilaron su novena retracción consecutiva, y probablemente sea el segmento que lidere la baja el resto del año, en un escenario donde las industrias limitan sus compras por la menor actividad y rentabilidad, y donde de acuerdo con datos de INDEC el uso de la capacidad instalada es 56,6% (la menor en 15 años). Bienes intermedios (-4,3%) Combustibles y lubricantes (-30,6%) y Piezas y accesorios para bienes de capital (-21%) completan el cuadro de unas importaciones que recién en el último trimestre podrán volver a nota positiva, cuando empiecen a jugar las bases de comparación post crisis y empiecen los primeros atisbos de rebote de la actividad

Precios

Por el lado de las exportaciones, que supusieron un menor ingreso de divisa por los inferiores precios de venta (las cantidades mostraron nula variación, mientras los precios cayeron 4,7%), se nota en el margen una reversión en la tendencia de 2018, cuando manufacturas industriales y combustibles y energía apuntalaron la suba de 5,3% en las ventas externas. En el primer mes de 2019, fueron productos primarios y manufacturas de origen agropecuario, que con sus alzas de 12,6% y 6,5% respectivamente, aportaron u$s 230 millones extra a las exportaciones totales. Cabe señalar que en cantidades fueron las MOA las que más crecieron (15,8 vs 5,4) lo que fue contrarrestado por una caída del 8% en los precios de exportación.

El alza de 6,5% en las exportaciones MOA fue causado principalmente por los envíos de grasas y aceites, que aportaron u$s 158 millones extra. El complejo cárnico también sumó u$s 23 millones extra (+11,5% interanual), mientras que el otro segmento relevante Residuos y desperdicios de la industria alimenticia (básicamente harina y pellets) registro exportaciones 6,5% menores al mismo mes del año pasado.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping