Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Un sector que es nervio y motor de la economía

En los próximos diez años se sumarán 74 nuevos cruceros por un valor de u$s 51.000 millones.

Un sector que es nervio y motor de la economía

La industria de cruceros mueve 25 millones de cruceristas, con 62 líneas marítimas y fluviales, más de 6.000 barcos en los siete mares, 30.000 agentes turísticos, y casi 20.000 agencias de turismo expertas en cruceros, con 2.000 destinos en el mundo. Este rubro es fuente de trabajo en diversas vertientes como astilleros, construcción de flotas, ingenieros navales, tecnología marítima, seguridad, vigilancia, higiene y medicina preventiva, equipos técnicos, mobiliario, gastronomía, alimentos, personal marino especializado, agencias turísticas, y transportes entre tantos otros.

El sector viene de un año de gran crecimiento e inversión de u$s 7.500 millones. En 2016 ingresaron más de diez nuevos grandes barcos a surcar los mares y los principales astilleros del mundo permanecieron en pleno producción.

Las más grandes empresas de cruceros del mundo subrayaron en esta feria la fortaleza de un sector, al que de aquí a diez años se sumarán 74 nuevos barcos por un valor de u$s 51.000 millones. Sólo en 2019 está previsto que los astilleros navales entreguen 48 nuevos buques a las compañías de crucero, con innovaciones en el diseño y en los servicios de ocio, según las previsiones de los ponentes.

"La demanda de estos viajes de ocio se ha incrementado 62% en los últimos dos años, antes de señalar que el valor de los 74 nuevos barcos ascenderá a unos u$s 51.000 millones de inversión en los próximos 10 años", destacó Pierfrancesco Vago, presidente ejecutivo de MSC Cruises.

Por su parte, Arnold Donald, presidente y gerente general de Carnival Corporation, resaltó que "esta industria está construida sobre sueños y es consustancial con la "innovación, pero no fundamentada en la tecnología, sino en conectar a la gente en formas que cambian la vida".

A juicio de Frank del Río, presidente y gerente general de Norwegian Cruise Line, "la mayor amenaza para el crecimiento de esta industria son los sucesos geopolíticos, algunos de los cuales han afectado ya a ciertos puertos favoritos. En la industria del crucero todo gira en torno a los destinos turísticos. Los destinos siguen siendo la prioridad (82%) de los cruceristas, seguidos del precio (77%) y la extensión del viaje (68%). Se trata de un negocio en el que el boca a boca sólo tiene un impacto de 28%".

Seguridad

Richard Fain, presidente de Royal Caribbean, abordó el asunto vital de la "seguridad y protección de los pasajeros y el compromiso de su compañía en reducir al máximo el impacto medioambiental en el tratamiento de los desechos que produce cada barco".

Fain aseveró que "la protección del mar no es solo un derecho sino un imperativo del negocio de los cruceros ligado al compromiso por crear un medio ético, sostenible y seguro en los barcos. Estamos comprometidos en la protección de los océanos, la principal fuente de la industria del crucero".

Seatrade Cruise Global 2017 ofreció la oportunidad de mostrar productos y servicios a los compradores de la industria de cruceros y decisiones. Después de 28 años en Miami, el show desde 2016 se celebra en Fort Lauderdale. Como epicentro de la industria de cruceros Seatrade contó con expositores y asistentes de todo el mundo; y un amplio programa de conferencia con los principales referentes de la industria como expositores.

El evento reunió a 10 000 profesionales, 700 empresas y 93 países de Europa, Asia, América y el Caribe, Australia y Medio Oriente.

Visión integrada

En 1999, por iniciativa de la Administración General de Puertos (AGP), se creaba la Asociación de Puertos de Cruceros del Cono Sur (Surcruise). La propuesta, que reunía a las autoridades portuarias argentinas uruguayas y chilenas, sobrevivió hasta 2003, pero naufragó luego en el olvido.

Casi dos décadas más tarde, es nuevamente la AGP quien toma la posta. Durante el Seatrade Cruise Global 2017 llevado a cabo en la ciudad norteamericana de Fort Lauderdale, se anunció la firma de un acuerdo de intención para consolidar una alianza entre Argentina, Chile, y Uruguay, fortalecer la cooperación regional, y potenciar el turismo de cruceros.

La alianza tendrá como objetivo crear conciencia sobre los beneficios que el turismo de cruceros genera en la vida de las personas, transformando su cultura y fomentando la economía de los países de la región. Además, permitirá la promoción de los destinos regionales e internacionales a través del trabajo mancomunado entre el sector público y privado. También se consolida la relación entre Argentina, Chile, y Uruguay, al desarrollar el intercambio de experiencias e información vinculada a los puertos de la región. Esto fomenta la creación de medidas en común que busquen bajar los costos logísticos y mejorar la competitividad.

"Para potenciar la industria de cruceros, tenemos que consolidar los recursos de nuestro país y relacionarlos con todos los de la región. Poder construir una unidad integral que potencie el turismo, es vital para el sector e impactará positivamente en la economía", aseguró Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación.