Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Un balance del sector por sus principales referentes

Actores de la logística y el transporte analizan los hechos más destacados del año que concluye y las perspectivas de 2017.

Un balance del sector por sus principales referentes

Como ya es tradicional, Transprot & Cargo consultó a los principales referentes del sector para componer un mapa de situación sobre este año transcurrido y lo que se espera en 2017.

Según Sergio Ganchi Director para Argentina de Logística Total Mercosur, "durante este año 2016, arrancamos en un clima mucho más alentador para el comercio exterior, aunque no se reflejó en forma directa sobre los números finales. Volver a situar al comercio exterior, en el lugar que el país necesita, luego de estar durante mucho tiempo muy relegado tiene su precio, y quienes trabajamos seriamente lo sabemos. Fue muy arduo atravesar el obstáculo que se dio por la falta de financiamiento para las industrias en general. La presión tributaria también fue para destacar, realmente el trabajo para sostener a las empresas frente a esta demanda de circulante, fue muy importante".

A juicio del directivo, "otra de las aristas de importancia fue la forma de operar de la Aduana, que oscilo de manera permanente su dinamismo, seguramente a causa de introducir nuevas reglas en la búsqueda de generar mayor transparencia y confiabilidad. Una variable relevante fue la situación política brasilera, que generó una disminución en el comercio que se desarrolla habitualmente entre ambos países. Esperemos a ver qué ocurre, fue una frase muy escuchada al dialogar con proveedores, clientes o colegas. Lógicamente la coyuntura mundial (pérdida de fuerza en el crecimiento) también aportó su condimento. Podríamos catalogar al 2016 como un año que comenzó con grandes expectativas muy esperanzados, y hoy estamos culminando con muchísimo esfuerzo sin haber obtenido el rédito esperado".

No obstante, al hacer un balance, Sergio Ganchi consideró que "todo este gran esfuerzo realizado no fue en vano. Es el aporte que cada uno desde su puesto, tiene que estar dispuesto a brindar si lo que busca es transformarse en un país distinto. Para el año próximo, destacamos el régimen de desarrollo y fortalecimiento del autopartismo, los proyectos de Brasil, Programa operador económico autorizado para reducir costos de comercio exterior, y las negociaciones entre Mercosur y la Unión Europea. Nuestras expectativas son positivas, pero porque así queremos plantearlo, como una forma optimista de afrontar un nuevo año, con fuerza para encontrar entre lo aparente, lo real y nuestros deseos la mejor combinación posible".

Marcello Vaccari, presidente de Grupo RVA-Vaccari Logística Internacional, resaltó hechos puntuales como "haber comenzado con el Plan Belgrano que mejorará el uso del tren y el comienzo de la racionalización de las vías navegables y los puertos. Mejorar la ecuación de la distribución de transporte dando mayor participación a los trenes, barcazas y buques en los puertos interiores disminuirá nuestros costos logísticos especialmente para el comercio exterior. En cuanto a los camiones se avanza con el bi-tren. También se generaron espacios de diálogo entre los actores privados y las autoridades, escuchar y escucharse es bueno pero es el primer paso y debe culminar con definir los cambios y especialmente implementarlos".

Disminuir costos

En cuanto a lo micro, para el comercio exterior, Vaccari señaló que "más allá de lo que paso con el TAP se hizo poco para disminuir los costos logísticos para exportar e importar. También se necesita que los circuitos de consolidación de contenedores de exportación en el interior sean menos costosos, más rápidos y más simples. La necesidad de controlar es importante pero el control debe ser eficiente y barato. Hoy las operaciones logísticas están subordinadas al control – a veces - de varios organismos y se generan demoras, no se cumplen los horarios, hay que hacer cientos de kilómetros llevando y trayendo papeles y en logística el tiempo es dinero.

Los extra costos son a cargo del exportador y cuanto más lejos del puerto se llevan los contenedores menos competitividad se logra. Hay un punto importante y es el costo portuario y aeroportuario donde deben revisarse sus estructuras de tarifas, tanto para la importación como para la exportación. Los importadores y exportadores, muchas veces asumen costos que no les corresponden. Por ejemplo, ¿por qué se debe pagar doble movimiento si la terminal no tiene turno dentro de los 5 días?"

Con vistas al 2017, Marcello Vaccari manifestó que "durante años no se hizo nada, y en muchos casos, como pasó con el tren, se involucionó. Ahora estamos retomando el camino de construir una logística eficiente y eficaz, pero debe ser un trabajo continuo más allá de quien gobierne. La Argentina es un país difícil para el cambio. Debemos reconocer que por lo menos en los últimos 70 u 80 años fracasamos. Somos un país más ineficiente que en 1930 y que es tironeado por los intereses de los distintos sectores desde hace mucho. Debe primar el objetivo general sobre el particular. Ojalá en 2017 podamos implementar cambios que nos pongan de nuevo en la senda que alguna vez perdimos allá lejos y hace tiempo".

Eduardo Petetta, de Green Log SRL, señaló que "a pesar de haber sido un año con una economía en retroceso, con bajas en los niveles de actividad en las principales industrias, podemos destacar algunos hechos en el sector de transporte y logística que merecen ser tenidos en cuenta y que han favorecido tanto a las empresas transportadoras como a sus clientes y, como así también, al público en general. En lo que respecta al transporte carretero podemos destacar la puesta en funcionamiento del Centro de Transferencia de Carga en Villa Soldati, CABA. Este centro que comenzó a construirse en 2014, tiene capacidad estimada de 1.000 camiones diarios y aliviará las zonas de Parque Patricios, Barracas y Pompeya donde se encontraban la mayoría de las empresas de transporte (expresos)".

Eliminación

En materia de comercio exterior, para la carga de exportación e importación que viaja en contenedores, Petetta destacó "la eliminación del IVETRA/TAP, esta medida ha ocasionado una baja de costos a empresas exportadoras e importadoras de u$s 67 + IVA por contenedor y, además de un beneficio económico por la baja de costos, también nos encontramos un ahorro en los tiempos, ya que se reducen los trámites y se agilizan las operaciones de ingreso y/o egreso de contenedores en las terminales del Puerto de Buenos Aires y Dock Sud. Otro hecho importante es la continuidad de las obras en rutas nacionales y provinciales. Se lanzaron nuevas licitaciones para reparación de rutas, construcción de rotondas y otras obras viales de importancia".

Para el año próximo las expectativas de Eduardo Petetta están puestas en que, "finalmente, la economía argentina comience su despegue. Aunque, también sabemos, que no sólo depende de nosotros; la crisis política y económica que atraviesa nuestro principal socio del Mercosur, Brasil, afecta a toda la región. Igualmente en nuestro país hay mucho por hacer y, de la mano de la ejecución del Plan Belgrano, el impulso a todo el sector logístico será excepcional. El relanzamiento del ferrocarril Belgrano Cargas, como motor del proyecto, se complementará a los otros ferrocarriles de carga lo que podría generar un impacto positivo en toda la cadena de gestión logística. La integración del ferrocarril con transporte carretero y el transporte fluvial y marítimo beneficiará a cada uno de los distintos actores de la cadena de producción, distribución y transporte, acortando distancias, disminuyendo los tiempos de transito y bajando costos".

En bloque

Tras resaltar que "no existe crecimiento sin estrategia de bloque", Patrick Campbell, presidente de NYK Grupo Multimar, destacó el logro que significó "volver a un dialogo productivo con amplia participación regional en convenios como la Comisión Administradora del Rio de la Plata (CARP), la del Rio Uruguay (CARU), el Comité Intergubernamental de la Hidrovía (CIH) y el Mercosur . Dejamos atrás años de rencor con países vecinos y en ese rumbo la derogación de la disposición 1108 fue un acierto. También destaco entre otros un
hecho concreto como la visita del Primer Ministro de Japón Shinzo Abe con una fuerte delegación de empresas líderes, y haber salido del default y abrirnos al mundo, que sentó las bases para un país mejor".

Para 2017, Campbell anticipo que "si sinceramente todos quieren que le vaya bien al país y dejan gestionar veo crecimiento con inversión. Como argentino siento una enorme satisfacción de que la sociedad entienda que el camino es el trabajo y la transparencia".

Rafael Messina Ramos, Jefe del Departamento Comercial de Megatom SA aseveró que "el cambio de rumbo que tuvo la Argentina, dinamizó sectores relegados en el comercio exterior. La vuelta al mercador internacional, la derogación de las DJAI y la reafirmación de que Megatom sigue apostando al país, incorporando nuevas unidades de negocios como servicios de frio a productos perecederos y ampliación de su capacidad operativa a sus tradicionales servicios; mas autorización y certificaciones revalidadas en todas sus unidades de negocios ayudaron a que empecemos a liderar el segmento por nivel de servicio y trayectoria con nuestros 22 años en plaza. El dialogo público –privado por los canales del intercambio constructivo son parte de este 2016 lleno de desafíos y aciertos en un mercado expectante".

Consenso

El Jefe del Departamento Comercial de Megatom SA consideró que "2017 debe ser un año donde los actores del comercio exterior argentino busquen consenso para construir una estrategia de posicionamiento donde podamos trabajar juntos en un mercado transparente con dialogo permanente entre los sectores involucrados. Desde la construcción y el consenso se puede salir a trabajar con todos integrados; entendiendo cada una de las partes que todos vamos tras un mismo objetivo el despegue definitivo de nuestros sectores".

Desde la Federación de Empresas Navieras Argentinas (Fena) consideraron que "el hecho más destacado es que el Poder Ejecutivo planteó como eje para el desarrollo sustentable de la Nación, que se generen las condiciones para transformar los procesos económicos, y que estos, comiencen a girar en torno a factores que aumenten la productividad, con el objetivo de aumentar la competitividad de una Argentina inmersa en el mercado global".

La Fena, como representante de la marina mercante nacional considera "que la ansiada competitividad se logrará si se ejecuta un plan dinámico e inteligente para el sector del transporte, al servicio de una logística que posibilite transportar las cargas de un modo eficiente. Dinámico porque hay que equilibrar una mirada estratégica nacional con las fluctuaciones del mercado, y la carga, que rige el negocio". En ese sentido, la Federación consideró que "es estratégico generar las condiciones para recuperar la carga de los tráficos internacionales, tanto en la hidrovía como el tráfico marítimo. Es necesario comprender y equilibrar aquellos factores que generan las asimetrías y que no permiten desarrollar la bandera nacional, impidiendo que los buques de bandera argentina y con tripulación argentina, vuelvan a transportar cargas en aguas internacionales".

De cara al 2017, la Fena se mantiene expectante, "con un gobierno nacional que está dando sus primeros pasos, pero focalizado en generar condiciones de competitividad. También se deberá tener en cuenta el reacomodamiento geopolítico y económico global a partir del nuevo gobierno norteamericano. Pero ante las fluctuaciones internacionales y los diferentes vaivenes estacionales, es estratégicamente necesario comenzar a ejecutar, a mediano y largo plazo un plan dinámico e inteligente para el sector del transporte. Su implementación generará un sendero virtuoso con repercusión favorable, en inversión, empleo, equilibrio de la balanza comercial, y fundamentalmente en el desarrollo sustentable de la Nación".