U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Trabajadores suman másservicios a la exportación

La Cooperativa de Trabajos Portuarios Limitada de Puerto General San Martín acompaña el crecimiento en una zona de donde emerge el 70% de la producción agrícola.

Trabajadores suman másservicios a la exportación

Ubicada estratégicamente en Santa Fe, una de las provincias más fructíferas del país, y en el corazón del complejo agroexportador San Lorenzo, se encuentra la Cooperativa de Trabajos Portuarios Limitada de Puerto General San Martín.

Desde 1961 su presidente Herme Juarez ha sostenido una visión superadora para acompañar las exigencias de un puerto que en los últimos 20 años creció un 3.000 % y por donde emerge el 70% de la producción agrícola del país. Son 1.000 trabajadores especializados para el manejo de herramientas informáticas y maquinaria pesada, con compromiso, valor empresarial y con servicios de excelencia bajos estrictas normas internacionales de seguridad como ISO 9001:2008, OHSAS 18001:2007, ISO 14001:2004.

La estiba manual de granos y oleaginosas es la piedra basal de su crecimiento sostenido a la que armadores y agencias marítimas confían la carga de buques superando los 3.000 anuales con mínimos índices de siniestralidad. Las actividades se concentran en el Cedecon, espacio diseñado para la articulación de personal con las áreas competentes como recursos humanos, salud ocupacional seguridad e higiene laboral y autoseguro. La estiba mecanizada se concentra en el Centro Operativo, con más de un centenar de cargadoras frontales Volvo, retroexcavadoras, mini cargadoras con oruga y toda la maquinara pesada de última generación que permiten triplicar los ritmos de carga.

La cooperativa hace verdadera prevención para trabajadores argentinos y tripulantes extranjeros, y creó el Centro Cooperativo de Rescate y Emergencias Portuarias (CCREP). Funciona desde 2014 y es reconocido como el primer y único dispositivo de salvataje y socorro de Latinoamérica integrado por helicópteros sanitarios, lanchas ambulancias, motos de agua y ambulancias terrestres.

Mirá también

La industria naval sigue dando pelea y ve un futuro optimista

Desde 1980 hasta la actualidad, este sector estratégico de la economía perdió el 90% de su actividad y redujo ventas de u$s 400 millones a menos de u$s 38 millones y pasó de representar el 0,26% del PBI al 0,007% actual. Sin embargo, sus principales actores confían en que con políticas de Estado correctas se puede recrear un enorme potencial. Ahora, con un dólar más competitivo y el pujante sector pesquero, se abren nuevas perspectivas hacia un camino a la recuperación. Estudios indican que podría volver a tener 60.000 puestos de empleo directos e indirectos en toda la cadena industrial naval y superar los u$s 600 millones en ventas anuales. En los últimos 80 años, esta industria construyó 1.300 barcos. No son 1.300 promesas o proyectos. Son más de 1.300 hechos construidos en Argentina.

El CCREP resuelve cualquier contingencia médica en tripulantes extranjeros de baja o alto riesgo con traslados a su propio Centro Médico 21 de Diciembre, nosocomio integrado por 70 profesionales de la salud, pero a su vez mantiene redes de asistencia inmediata con derivaciones a las clínicas y hospitales de alta complejidad en Rosario.

Desde los inicios la entidad logró consolidar su propia Obra Social Portuaria exclusiva, que atiende las necesidades del estibador y su familia, con un edificio autónomo integrado por especialistas de clínica médica, pediatría y medicina laboral. El potencial en salud supera las fronteras de lo interno para volcarse en la sociedad en general como parte de sus políticas cooperativistas de solidaridad y RSE.

Más seguridad

Un cambio en el paradigma de seguridad portuaria se acaba de producir con la incorporación de drones, cuya versatilidad permiten la supervisión de zonas, mapeo y captura de imágenes de alta precisión. Los modernos insumos, importados por la cooperativa desde Alemania, aportan monitoreo en excelente calidad de imágenes que pueden consultarse en cualquier momento y desde cualquier punto del mundo con un simple click en www.portofsanlorenzo.com

La división marítima fluvial es el área más joven y su misión es dar respuestas inmediatas a la demanda integral de armadores, agencias marítimas o buques en su recalada en Puerto San Lorenzo.
Pioneros en tecnología , servicios de salvataje, asistencia de emergencia para personal a bordo y otras operaciones especiales, cuenta con dos remolcadores de 5.000 HP cada uno con capacidad de tiro de 70 toneladas que permiten remover barcos varados y despegar el canal de navegación.

Además la cooperativa logró capitalizar la primera draga de bandera argentina que puede operar sin restricciones fuera de las zonas de fondeo concesionadas por empresas para su mantenimiento a través de contratos con el estado nacional. Un grupo de embarcaciones menores completa la flota naval que trasporta personal y maquinaria pesada donde se requieran servicios en lo largo y ancho de la hidrovía Paraná- Paraguay.

La cooperativa también atiende buques en rada o muelles, y representa al armador ante la autoridad marítima y entidades vinculadas al sector. Entrega asistencia en recepción y despacho de naves; atención documental a las cargas de importación, exportación y transbordos; control documental y rastreo de buques sobre la hidrovía. Provee todos los requerimientos materiales y de servicios que un buque pudiera necesitar, incluyendo traslados de personal.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar