Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tampa pierde la carrera en los vuelos con Cuba

AGUSTÍN BARLETTI Tampa Enviado especial

Tampa pierde la carrera en los vuelos con Cuba

Durante varios años la ciudad de Tampa en el estado de La Florida estuvo preparando y cocinando el pastel, pero a la hora de la fiesta, parece que otro será quien disfrute del primer bocado.

Desde hace más de una década, las fuerzas económicas y políticas de Tampa trabajan para posicionarse frente a la apertura del comercio con Cuba. Ahora, tras la histórica firma del acuerdo que restablece el servicio de transporte aéreo entre Estados Unidos y la isla caribeña, la ciudad no será de las primeras en tener estos vuelos.

"Los aviones son muy caros y necesitan ser puestos donde produzcan la mayor cantidad de dinero. Lamentablemente, no estará en Tampa la primera oleada de los vuelos comerciales."Esto pone en riesgo los esfuerzos por parte de los líderes locales para forjar vínculos sobre la base de las conexiones históricas entre las dos regiones en los ámbitos de la cultura, los negocios, la política y la educación" dijo Henry Harteveldt, un analista de la industria de viajes en San Francisco Research Group".

Asimismo, no sería Tampa el lugar elegido por Cuba para instalar el primer consulado en suelo americano tras cincuenta años de ausencia. Al parecer no alcanzó con el empuje de los líderes empresariales y políticos locales, ni con los vuelos charter directos de la población cubana estadounidense de Tampa - la tercera más grande de los Estados Unidos – que operan desde 2011.

Miami, hogar de la mayor población cubana-americana en los Estados Unidos, obtendrá una gran parte de estas codiciadas frecuencias en su aeropuerto internacional. Y como segunda opción, las compañías aéreas se inclinarían por el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood.

Hace más de diez años que Tampa está intentando ampliar los vuelos directos a La Habana; también quieren ser la sede de los cruceros que vayan a las ciudades cubanas, y aspiran ver al puerto de Tampa convertido en el principal punto de distribución de productos que sean destinados a Cuba una vez que se levante el embargo norteamericano.

En alerta

El primer aviso de alerta llegó el año pasado, cuando el Aeropuerto Internacional de Tampa (TIA) perdió dos de sus cinco vuelos semanales a Cuba. La compañía Xael Charters dejó de ofrecer el servicio semanal Tampa-La Habana, mientras que ABC Charters discontinuó su vuelo directo entre Tampa y la ciudad oriental de Holguín.

La decisión marcó el retiro de Xael Charters del mercado tampeño, apenas un año después de haber iniciado los vuelos directos a la isla. La compañía trasladó sus operaciones a Fort Lauderdale. ABC Charters continúa ofreciendo un vuelo semanal los sábados a La Habana, y la firma Island Travel & Tours, la única compañía de vuelos fletados con sede en Tampa, mantiene sus dos frecuencias a la semana.

El TIA fue uno de los primeros aeropuertos autorizados por la administración de Barack Obama para sumarse a Miami, Nueva York y Los Angeles como punto de embarque hacia la isla, en marzo del 2011.

Actualmente 19 aeropuertos estadounidenses cuentan con licencia para operar vuelos directos a Cuba, pero solo la terminal internacional de Miami mantiene el servicio, con una veintena de viajes semanales a cargo de seis compañías charteadoras.

Más de 40.000 personas han viajado desde Tampa a Cuba usando el servicio de vuelos fletados desde septiembre del 2011.

Para José Gabilondo, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de la Florida, "irónicamente, es posible que Miami sea la única ciudad importante de la Florida que no se esté preparando activamente para un mayor trato con Cuba".