Se intensifica el control de la pesca ilegal

El Patrullero Oceánico ARA "Bouchard" capturó un buque pesquero de bandera china operando ilegalmente en aguas de la Zona Económica Exclusiva Argentina

La Armada Argentina, dependiente del Ministerio de Defensa, informó que el Patrullero Oceánico ARA "Bouchard" detectó y capturó un buque potero chino que pescaba ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva argentina (ZEE).

El procedimiento se inició cuando la tripulación del patrullero detectó en tareas de pesca ilegal al buque potero "Hong Pu 16" con el sistema de identificación (AIS) apagado, las luces de pesca encendidas y potas extendidas en plena faena de pesca.

Ante los reiterados intentos de comunicación con el buque pesquero, por radio y señales luminosas, éste inició la navegación en dirección hacia aguas internacionales, incrementando su velocidad y aplicando permanentes cambios de rumbo buscando refugio entre la flotilla de buques pesqueros extranjeros que se encontraba estacionada próxima a la milla 201.

De inmediato se puso en ejecución el procedimiento de persecución de buque infractor de acuerdo a la normativa legal vigente, instándolo mediante comunicaciones a que detenga su marcha y permita la visita de la dotación de visita junto con el inspector embarcado de la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura de la Nación.

El buque pesquero, luego de tres horas, detuvo su marcha permitiendo el embarque de la dotación de visita para constatar la infracción.

El Hong Pu 16 fue detectado dentro de la Zona Económica Exclusiva Argentina a la altura de la ciudad de Puerto Madryn, constatándose que poseía 700 kilos de pescado fresco y 300 toneladas de pescado congelado en sus bodegas.

El ARA "Bouchard" se encontraba monitoreando los espacios marítimos argentinos desde su zarpada de la Base Naval Mar del Plata el día 30 de abril, tarea que desarrolla en conjunto y de manera coordinada con la Prefectura Naval Argentina.

El buque de la Armada también participo brindando apoyo al Guardacostas "Fique" de la Prefectura, durante la captura por parte de esa unidad del pesquero infractor de bandera portuguesa "Calvao", en el marco del accionar coordinado entre ambas unidades y supervisado desde tierra por la Prefectura y la Armada.

Al finalizar las diligencias correspondientes, el Guardacostas se destacó hacia el puerto de Bahía Blanca acompañando al pesquero, mientras la unidad de la Armada permaneció con las tareas de control del mar.