U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Se da un paso más para reducir los costos ocultos del transporte

Un reciente DNU aplica un proceso de digitalización y facilitación de trámites. Se reducen tiempos muertos y se fomentan la competitividad del sector.

Se da un paso más para reducir los costos ocultos del transporte

Agilizar y facilitar los trámites relacionados con el transporte de cargas ayuda a reducir los altos gastos del sector ya que las demoras causadas por procedimientos engorrosos generan costos ocultos para las empresas que llevan sus camiones a la ruta. Se trata de aquellos valores que no son medibles ni trasladables al precio final del flete.

El reciente Decreto 32/18 aporta a esa agilización, por lo que la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) entiende este paso como uno necesario para achicar costos, y así promover la competitividad del sector.

A juico de la entidad, el llamado costo logístico está conformado por factores diversos que pesan sobre el sector, en el que tener vehículos demorados por trabas burocráticas en puertos y pasos terrestres generan saldos negativos en la economía del transportista. Estos números que habitualmente no se muestran se suman a otros indicadores que componen lo que cada empresa paga mes a mes, como el combustible, que en todo 2017 un 29%, lo provoca la disminución del consumo y la consecuente desaceleración de la actividad.

Reducir tiempos en el transporte de mercadería es una de las consecuencias esperables del flamante DNU, que aplica en varios órdenes del sistema público la implementación de expedientes electrónicos. En un comunicado, Fadeeac señaló que “coincide con el texto del decreto, en el que se señala al proceso de digitalización como una herramienta para una mejora en la productividad de las empresas y de la economía”. Según estima la Federación, la agilización de los procedimientos relacionados con el transporte de mercadería por carretera, fundamentalmente en los pasos terrestres entre países, permitiría recuperar tiempo hasta ahora perdido y realizar hasta un 40% más de transacciones comerciales.

Mirá también

La industria naval sigue dando pelea y ve un futuro optimista

Desde 1980 hasta la actualidad, este sector estratégico de la economía perdió el 90% de su actividad y redujo ventas de u$s 400 millones a menos de u$s 38 millones y pasó de representar el 0,26% del PBI al 0,007% actual. Sin embargo, sus principales actores confían en que con políticas de Estado correctas se puede recrear un enorme potencial. Ahora, con un dólar más competitivo y el pujante sector pesquero, se abren nuevas perspectivas hacia un camino a la recuperación. Estudios indican que podría volver a tener 60.000 puestos de empleo directos e indirectos en toda la cadena industrial naval y superar los u$s 600 millones en ventas anuales. En los últimos 80 años, esta industria construyó 1.300 barcos. No son 1.300 promesas o proyectos. Son más de 1.300 hechos construidos en Argentina.

Beneficios

Estos beneficios están comprendidos en el sistema TIR que Fadeeac le presentó al presidente de la Nación en diciembre último, junto a autoridades de la Unión Internacional de Transportes de Carreteras. Es un acuerdo que reemplaza la documentación tradicional por herramientas electrónicas que unifican la información y permiten verificar la mercadería transportada y el origen del camión en pocos minutos. Si bien el decreto no implica la aplicación formal de esta metodología sí se acerca a ese objetivo gracias al trabajo de la entidad nacional en la representación de las necesidades de las empresas de todo el país respecto de la agilización de los procesos.

La Federación ve con buenos ojos la reciente iniciativa ya que es un avance, aunque aún queda un camino por recorrer para que sea efectivamente rentable sacar los camiones a la ruta.

Incertidumbre

La Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra) expresó su incertidumbre acerca “del futuro de los cientos de puestos de trabajo que estaría poniendo en juego el proyecto de modernización del Puerto de Buenos Aires”.

En un comunicado, Fempinra resaltó que “el plan de modernización tal cual fue mostrado a toda la comunidad portuaria prevé dos terminales full container: una operando al momento de la finalización de las actuales tres concesiones (la interior) y la otra (exterior) a construirse, con expectativa de ser finalizada y operativa en aproximadamente 8 años (cálculos realizados por las autoridades). Entendemos que el proyecto tiene sentido si las dos terminales son operativas simultáneamente por lo que hasta que no esté efectivamente operando la exterior, el camino que asegura el mantenimiento de todas las fuentes de trabajo es la continuidad operativa de las actuales terminales como están trabajando ahora para que cuando finalice la construcción de la terminal exterior sí se ponga en práctica el plan en cuestión. En ese escenario los gremios portuarios creemos que estará garantizada la continuidad laboral de todos los trabajadores y se asegurará la modernización del puerto”.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Emi Ruiz
Emi Ruiz 27/01/2018 12:01:46

PERFECTO......EL COSTO DEL TRANSPORTE AUTOMOTOR ...TAMBIEN ES PRODUCTO DE LA MAFIA SINDICAL.....CORRUPTA Y MILLONARIA