Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por Buenos Aires

La discusión entre licitación y negociación quedó atrás. El ministerio de Transporte que encabeza Guillermo Dietrich impuso su criterio de transparencia en el puerto Buenos Aires. Lejos quedó la posibilidad esbozada durante el anterior gobierno, de ampliar plazos de contrato contra un cronograma de obras propuesto por los concesionarios.
El primer paso fue dado con el acto de apertura de sobres con la oferta económica para usufructuar la terminal 5 del Puerto Nuevo hasta 2019. Tecplata ofreció u$s 11,7 millones y Bactssa, la actual permisionaria, u$s 17 millones. El mercado recibió con alivio la oferta de Bactssa. La concesionaria en manos de Hutchison Port Holdings Group, cuenta con una performance positiva entre los representantes del sector.
La concrecionaría Bactssa, cuyo contrato vencía con anterioridad a sus competidoras Terminales Río de la Plata y Terminal 4, logra ahora un mismo plazo operativo hasta 2019.
Con este nuevo horizonte, arrancó el proceso de planificación del futuro puerto. Hay cuatro años por delante, un plazo que no es largo en términos portuarios. El abanico de posibilidades que se abre a partir de ahora es amplio. El mismo habilita imaginar a Buenos Aires con las actuales tres concesiones, o con dos, o incuso con una autoridad unificada con la provincia que también incorpore a la operación de Exolgan (Dock Sud). Modelos similares como el de los puertos de New York y News Jersey, y el mismo color político entre Nación, Capital y Provincia, permiten sondear en dicha dirección.
El Ministerio de Transporte, en conjunto con la Subsecretaria de Puertos y Vías Navegables de la Nación, inició una ronda de consultas con expertos del sector marítimo y portuario. Tras el procesamiento de estas opiniones se espera que salga el primer esbozo de trabajo a futuro.
"El comercio exterior debe estar administrado pero no de la forma salvaje como fue realizada en los últimos años. La exportación e importación son actividades normales y comerciales que se desarrollan en todos los países del mundo con total normalidad y sin tantas trabas como veníamos teniendo. Para nosotros, es muy alentador este cambio", dijo a Transport & Cargo Gustavo López, presidente del Centro Despachantes de Aduana.
Sin lugar a dudas, el enfoque que le viene dando el nuevo gobierno se verá reflejado en un mayor volumen de carga que permita un tránsito ordenado hasta la planificación del futuro puerto de Buenos Aires.