Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Nuevos incentivos buscan más recaladas de cruceros

Con estratégicas decisiones, el Gobierno logró bajar costos y sumar beneficios para los turistas.

Nuevos incentivos buscan más recaladas de cruceros

Con el objetivo de recuperar la industria de cruceros y potenciar el turismo, el Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y la autoridad de Puerto Buenos Aires, Gonzalo Mórtola, se han embarcado en una serie de medidas que dan respuesta inmediata a las demandas históricas de las empresas de cruceros, bajando costos y sumando beneficios para los turistas.

Entre las medidas se desataca la reducción de tarifas por parte de la Dirección Nacional de Migraciones: u$s S14 por itinerario del buque, no por recalada a cada puerto nacional. Y u$s 7 para temporada baja. Esto redundará en una significativa baja de costos y mayor competitividad para la Argentina como destino de turístico de cruceros.

A principios del año 2015 (temporada 2014-2015) aumentó el costo de la tarifa de u$s 10 a u$s 14 dólares sin previo aviso y se comenzó a cobrar por recalada (un buque que llega a Argentina pagaba solamente una vez independientemente del número de puertos argentinos que visitaba). Entonces, los cruceros pagaban u$s 14 por puerto visitado, no por itinerario.

Asimismo, se modificó la Resolución interna de AGP y las solicitudes de giro deberán presentarse únicamente de manera electrónica y hasta con cuatro años de antelación, en lugar de dos años como se realizaba. Al mismo tiempo, se implementó un límite de 13 mil pasajeros por día, para garantizar una mejor atención y más personalizada del crucerista en la Terminal de Cruceros.

La Resolución del Ministerio de Salud adhiriendo a lo establecido por la OMS sobre el requerimiento de la vacuna de fiebre amarilla para tripulantes reducirá costos para las líneas de cruceros que tengan por itinerario al Puerto Buenos Aires y otros puertos del país. En las temporadas anteriores, a las líneas de cruceros se les generaban costos que no debían afrontar.

También se establecieron mesas de trabajo con los diferentes actores públicos y privados de la industria de cruceros nacional e internacional, para generar el consenso en políticas para la industria de cruceros y que éstas resulten sustentables en el tiempo. Esto derivó en el compromiso del sector privado para promocionar el Puerto de Buenos Aires y la Argentina, evaluando la apertura de una temporada baja y el arribo de más buques al Puerto de Buenos Aires.

Tasas portuarias

Otro punto a favor es la reducción escalonada de las tasas portuarias a las líneas marítimas al pasar los 350 mil pasajeros por temporada, a razón de u$s 0,50 de descuento cada 10 mil pasajeros, que generará un nuevo atractivo a las empresas para incentivarlos a aumentar el número de arribos y la llegada de nuevas compañías.

A partir de esta nueva temporada de cruceros que comienza el 31 de octubre y gracias al trabajo en equipo de distintos organismos nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires, los pasajeros podrán encontrar nuevos servicios en la Terminal Quinquela Martín. Renovado bar, amplio espacio de confort, instalación de un cajero automático y apertura de una casa de cambio. Nuevo servicio de la empresa ArBus, para todos los pasajeros que deseen trasladarse a Aeroparque, Ezeiza, Puerto Madero o a distintos puntos turísticos del centro de la Ciudad de Buenos Aires. Puesta en valor en las inmediaciones de la Terminal de Cruceros Quinquela Martín, con foco en innovación, movilidad sustentable, mapas y direccionadores peatonales bilingües.

"Estamos mejorando las condiciones para la industria de cruceros, que en los últimos años no recibió más que negativas, limitaciones y obstrucciones. Tenemos la oportunidad y la inmensa responsabilidad de saldar una deuda histórica con el transporte fluvial. El turismo y el transporte están directamente vinculados. Creemos en el desarrollo de este último como mecanismo para fomentar la industria y generar nuevos puestos de trabajo", resaltó Guillermo Dietrich.

"Trabajamos intensamente con los principales referentes de la industria de cruceros, escuchando las necesidades y resolviendo los conflictos. Con medidas firmes, vamos a afianzar la credibilidad en nuestro puerto. Es nuestro objetivo y ya empezamos a cumplirlo", aseguró Gonzalo Mórtola, Puerto Buenos Aires.