Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nueva normativa para importar bienes usados

El decreto 1205/2016 intenta flexibilizar en gran medida el ingreso de las aeronaves de hasta dos toneladas de peso en vacío.

Con fecha 29/11/2016 se publico en el Boletín Oficial el decreto 1205/2016, intenta flexibilizar en gran medida la importación de bienes usados, entre ellos las aeronaves de hasta dos toneladas de peso en vacío. Como primera novedad que nos trae el decreto 1205/16, se crea el Certificado de Bienes Usados (CIBU) que deberá ser presentado ante la Dirección General de Aduanas, una vez expedido por la Secretaría de Comercio (Dirección de Importación), requisito similar que existía de forma similar al amparo del decreto 2646/12 resultando sobreabundante el mismo en la importación de aeronaves cuando la autoridad de aplicación resulta ser la Administración Nacional de Aviación Civil y la misma interviene técnicamente al momento de la nacionalización de la aeronave (conf. Art. 19 del Decreto 4907/73).
El artículo segundo Incorpora como Anexo III de la Resolución Nº 909 de fecha 29 de julio de 1994 del ex ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos los bienes comprendidos en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur (N.C.M.) contempladas en el mencionado Anexo, las cuales tributarán un derecho de importación del 7% y no un 28% como hasta el momento, entre la que se encuentran las aeronaves a hélice, aviones y demás aeronaves, de peso en vacío inferior o igual a 2.000 kg, reducción arancelaria que resultaba necesaria en virtud a que las aeronaves ubicadas en dicha posición arancelaria pertenecen a la aviación general y más precisamente destinadas a instrucción o trabajo aéreo, resultando un 28% de arancel notoriamente gravoso y limitante de la actividad aeronáutica y la renovación de su parque aeronáutico.
Vale destacar que el nuevo decreto en su artículo 3º , trae como novedad la eliminación del régimen de comprobación en destino, que la normativa anterior fijaba en 4 años, conforme lo establecía el art 2 de la Resolución 909/94. Tampoco ya es necesario evaluar la condición de aptitud de uso como lo exigía el decreto 2646/12, bastando una declaración jurada del usuario directo para cumplir con el requisito normativo, así como también la falta de exigencia de acondicionamiento del bien usado a importar, sin perjuicio que el rol de la Secretaria de Comercio es precisamente no permitir el ingreso de bienes fútiles.
Lo normado por el Decreto 1205/16 fue acompañado posteriormente por la Disposición Conjunta 1-E/2016, publicada en el B.O. el 12 de diciembre de 2016, la cual establece el procedimiento a seguir para la emisión del CIBU.

Posibilidad

Además de establecer la posibilidad del trámite electrónico, a opción del presentante establece plazos para la tramitación, que en el caso de las posiciones arancelarias establecidas en el Anexo III no debe exceder de 17 días hábiles administrativos, de haberse cumplido con los requisitos exigidos por la normativa. El establecimiento de un plazo trae previsibilidad en las operaciones debido a que hasta este momento y al amparo de lo normado por el decreto 2646/12 no existía plazo alguno para la emisión del Certificado de Bienes usados, demorando en la mayoría de los casos hasta un año para su emisión.
Conjuntamente con la eliminación del régimen de la comprobación en destino la disposición en análisis se establece la posibilidad de enajenación del bien usado importado (artículo 7 Disposición Conjunta 1/16).
Si bien los cambios que trae el presente decreto son sensibles, entiendo que se ha perdido una oportunidad muy importante para la derogación del decreto 2646/12, y sobre todo, la eliminación del Certificado de Bienes Usados como requisito previo en materia de importación de aeronaves usadas, que no se fabrican en serie en el país.
Queda pendiente una reducción de los impuestos internos que actualmente se encuentra en un tasa efectiva cercana al 14% y que resulta gravosa para los casos importación de aeronaves destinadas a instrucción aeronáutica o trabajo aéreo en los casos en que la AFIP, no reconoce lo normado en el Decreto 2836/71 que establece las tareas consideradas como trabajo aéreo, ello a los fines de eximirlos del pago del impuesto, y una aplicación completa del derecho 2836/71 al momento del otorgamiento del Certificado de Trabajo Aéreo por parte de la autoridad aeronáutica.
Tampoco se entiende el por qué de la exclusión de los planeadores en el ámbito del decreto 1205/16 a los fines de una reducción arancelaria, teniendo que tributar un derecho de importación del 28%, criterio que desde ya no comparto y que entiendo debe ser objeto de revisión debido a la amplia utilización de dicha aeronave para instrucción.

* Abogado especialista en derecho aeronáutico y tributario.