U$D

MIÉRCOLES 19/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Nautimill amplía su flota con un nuevo remolcador

La naviera uruguaya fortalece sus operaciones con transporte de combustible, entre los puertos de Nueva Palmira, Paysandú y Montevideo.

Fiesta en el puerto de Carmelo. La naviera uruguaya Nautimill, botó el ‘Juan S’, su tercer remolcador por empuje y amplió así su flota que opera entre las terminales de Nueva Palmira, Paysandú y Montevideo.
La nave, posee 900 HP de potencia, 14,8 metros de eslora, seis metros de manga, 1,5 metros de calado y está equipada especialmente, con la última tecnología para la lucha contra incendios. Su principal misión será el empuje de barcazas de combustible.
“Originariamente, movíamos barcazas de cereal, pero como ese tráfico se realiza con menos calidad de embarcaciones y Nautimill posee barcos nuevos que trabajan con las últimas normas de seguridad, ahora nos especializamos en el rubro combustibles”, dijo a Transport & Cargo Carlos Schenoni, director de la naviera uruguaya.
Ruben Varela, el otro director de Nautimill, adelantó que a los tres remolcadores de empuje que ya tiene la compañía, muy pronto, se sumará un buque de apoyo portuario de 400 HP de potencia y una lancha de tráfico provenientes de los Estados Unidos.
Nautimil también encara la construcción de la primera de una serie de dos barcazas de 1.000 metros cúbicos de capacidad cada una para el transporte de graneles líquidos y la finalización del proyecto para construir una barcaza de combustible de 2.500 metros cúbicos de capacidad. Como las unidades se realizan en la Escuela de Reparación y Construcciones Navales de Carmelo, la experiencia sirve para capacitar a los jóvenes trabajadores locales en las artes y oficios de esta industria.
“La empresa arrancó en 2005 con un solo barquito, que le compramos a la Armada uruguaya y hoy es el buque insignia. Actualmente, tenemos cinco embarcaciones, más barcazas, y 40 personas en la nómina”, señaló, con orgullo, Varela.

La clave

Para el directivo, uno de los secretos del éxito pasa por la seguridad jurídica y estabilidad económica del Uruguay.
“Al principio y por única vez, el Gobierno nos dijo que no íbamos a pagar impuesto a las ganancias, y no pagamos. Las empresas navieras no abonan este gravamen en el Uruguay. Por otra parte, el Banco de la República del Uruguay nos ayuda con préstamos para el desarrollo con tasas internacionales del 5,5% anual. Una tasa que los bancos argentinos cobran por mes. Estamos importando unidades de los Estados Unidos sin inconvenientes, porque se pueden ingresar embarcaciones usadas sin impuesto ni arancel. Lo mismo sucedió con la importación desde territorio norteamericano de los dos motores propulsores GM 8V71, para el remolcador Juan S”, resaltó el directivo.
La política “equivocada de retención a la exportación”, también fue definida por Varela como otra asimetría más con el Uruguay, que complica el desarrollo de la industria naval argentina.
“El remolcador, que hoy botamos, fue construido en la Argentina y alistado en Uruguay. Para ingresarlo desde la Argentina, tuvimos que pagar el 5% de derecho de exportación. Este porcentaje, aplicado a buques de mayor tamaño, implica montos que impiden la viabilidad de la industria naval argentina para exportación”, aseveró Varela.
Por su parte, Schinoni, reconoció la “sana envidia que me despierta como argentino, ver las diferencias con respecto a lo que es seguridad jurídica, financiamiento y políticas de apoyo a la industria naval existentes en el Uruguay. En la Argentina, con el cepo cambiario, y la falta de políticas de apoyo, esto que festejamos hoy es muy difícil de conseguir”.
Si bien el principal servicio de Nautimill es el remolque de empuje o tiro de barcazas, buques y artefactos navales, la firma también cuenta con experiencia, conocimiento y la capacidad operativa para brindar servicio de tripulación, logística y todo lo necesario para operar buques y barcazas en toda la región. Asimismo, ofrece otros servicios, como transporte vía fluvial, apoyo de buceo, salvamento y batimetría.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés