Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los obreros navales tuvieron su centenario

En los festejos por los cien años del sindicato que los agrupa hubo un fuerte respaldo para las leyes de Marina Mercante e Industria Naval.

El Sindicato Argentino de Obreros Navales (Saon) festejó sus cien años de vida con un multitudinario encuentro realizado en Avellaneda. Su secretario general, Juan Speroni, planteó la necesidad de que se aprueben en Diputados las leyes de Marina Mercante e Industria Naval, que consiguieron el voto unánime en la media sanción dada por el Senado de la Nación. Y lo hizo rodeado de los obreros del sindicato, el empresariado nacional de la industria naval, técnicos y profesionales del sector, dirigentes de las entidades gremiales vinculadas, del Movimiento de Acción Sindical Argentino, senadores y diputados nacionales.

En el acto fueron especialmente reconocidos los senadores nacionales Fernando Pino Solanas, Alfredo Luenzo, Carlos Espínola, y los diputados Gustavo Martínez Campos y Marcela Passo, por el impulso de los proyectos de ley de marina mercante e industria naval.

"Hay que enfrentar fuertes intereses que quieren mantener el panorama como está ahora, sin ninguna ley que defienda la soberanía nacional en el inmenso litoral marítimo y fluvial que tiene la Argentina. No serán los mejores proyectos, pero son un instrumento que nos permitirán ver barcos construidos en astilleros argentinos, con bandera argentina, en nuestros mares y ríos y nos permitirá el crecimiento de la industria naval, que es multiplicadora y generadora de empleo", resaltó Speroni.

A juicio del gremialista, la sanción de la ley "cuadriplicará en forma casi inmediata el empleo en la industria naval, potenciará nuestro litoral fluvial y nuestra presencia en los mares del sur lo que, en un futuro, ayudará a que podamos recuperar definitivamente nuestras islas".

Sin miedo

A continuación Speroni explicó que no hay que temerle al costo impositivo de estas leyes. "Que el gobierno no piense que se está comprando un problema impositivo porque nuestro país pierde u$s 5 mil millones anuales de flete que hoy pasan de largo frente a nosotros. Al recuperar parte de esa renta, los argentinos recuperaremos con creces lo que se pueda invertir impositivamente para respaldar la marina mercante y la industria naval", destacó.

Finalmente Speroni reconoció especialmente a quienes fueron los dirigentes históricos del sector, desde los fundadores del movimiento de extracción anarquista, como Domingo Trama, hasta los que posteriormente formaron parte del movimiento fundado por Juan Domingo Perón, especialmente Ricardo de Luca y Cayo Ayala.

En el agasajo también estuvieron presentes, el titular del Movimiento de Acción Sindical Argentino, Omar Viviani; el de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia; y el del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, Julio González Insfran. También Miguel Ángel Sánchez, Marcos De Monte, y Sandra Cipolla, de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval; Pablo Noel y Horacio Martínez, de la Federación de la Industria Naval Argentina; Jorge Tiravassi, del Centro de Capitanes de Ultramar; Horacio Domínguez, del Centro de Jefes y Oficiales Maquinistas Navales; Silvia Martínez de la Cámara de la Industria Naval Argentina; y Daniel Romano, del Consejo Profesional de la Industria Naval entre otros.