Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los cruceros vuelven a pensar en los puertos de la Argentina

Las medidas adoptadas durante el último año generaron un nuevo clima de negocios para una industria clave en el desarrollo turístico.

por  Agustin Barletti

Enviado especial - Fort Lauderdale
1
Los cruceros vuelven a pensar 
en los puertos de la Argentina

Con una mano atrás y otra adelante llegaron Jorge Metz, subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, y Gonzalo Mórtola, interventor de la Administración General de Puertos (AGP), a la pasada edición del Seatrade Cruise Global 2016.

"Veníamos de una herencia horrible, sin políticas públicas en lo que respecta a cruceros, con funcionarios peleados con las principales empresas de cruceros del mundo. La tasa de Migraciones costaba u$s 10 por destino y de un día para otro la subieron a u$s 14, y por recalada. Entonces los cruceros que hacían Buenos Aires, Puerto Madryn y Ushuaia pasaron a abonar u$s 42. Obligaban a pagar la vacuna contra la fiebre amarilla para los tripulantes cuando la Organización Mundial de la Salud no lo requería. Las empresas pedían cuatro años en turnos para giro de buques para poder planificar, mejorar itinerarios y vender más, pero los funcionarios restringían el plazo a dos años. Otro problema estaba en las tarifas y en mejorar el entorno de la terminal", recordó ante Transport & Cargo Gonzalo Mórtola.

Los por entonces nóveles funcionarios argentinos tomaron el reclamo, se hicieron cargo del problema y en un tiempo muy corto produjeron el cambio.

"Lo hicimos en equipo junto a la subsecretaria de Puertos y Vías Navegables, y Migraciones. Establecimos cuatro años para el giro de buques, redujimos la tarifa de Migraciones a u$s 14 por itinerario y ahora la estamos bajando a 10 como estaba antes; sacamos lo de la fiebre amarilla, estamos fomentando también el puerto de Mar del Plata, cambiamos la señalética de la terminal de cruceros y su entorno. Cumplimos. Hicimos la tarea, ahora queremos más barcos".

El positivo golpe de timón fue percibido por la industria global y en la pasada edición del del Seatrade Cruise Global 2017 llevada a cabo días atrás en Fort Lauderdale, la Argentina volvió a interesar a los principales operadores de cruceros.

Costa & Holland adelantó que el "Aída", que hacía cuatro años que no recalaba en el país, regresará en la temporada 2017/2018 con turistas alemanes. El "Eclipse", de Celebrity confirmó que reemplazará a su hermano menor, el "Infinity" y triplicará sus escalas. También hay un renovado interés de parte de MSC y Silversea.

Compromiso

"La industria de cruceros es muy importante para consolidar una Argentina conectada con la región y el resto del mundo. Asumimos el compromiso de acompañarla desde el Estado Nacional con nueva infraestructura y menos costos logísticos, que permitan potenciar la economía y el turismo", dijo Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación.

El Interventor del Puerto de Buenos Aires reconoció que aún quedan dos temas pendientes de resolver.

"Se trabaja fuerte en la posibilidad de aprovisionamiento de cruceros y lo hacemos en equipo con Aduana, Ministerio de Producción, Jefatura de Gabinete, y Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables. Desde AGP tenemos la combinación de todo este engranaje. No es posible que nos perdamos esta posibilidad porque es movimiento para la economía y más aun con la calidad de los productos que poseemos. El otro pendiente es el abastecimiento de combustible que es fundamental para hacer más competitivo al destino.

En los próximos tres meses vamos a notar un cambio importante en estos ítems. Si podemos aprovisionar cruceros es muy probable que se puedan quedar más de una noche. Con una escala más larga y la nueva interconectividad aérea de la Argentina, un turista bien podría por ejemplo visitar Cataratas, Calafate, los Glaciares, Mendoza, Córdoba o alguno de los tantísimos puntos de interés turístico que ofrece el país", destacó el funcionario.

Gonzalo Mórtola resaltó que "hoy contamos con un ministerio exclusivo para el transporte y su titular, Guillermo Dietrich está comprometido con el mercado de los cruceros. También el presidente Macri está muy interesado en el desarrollo de esta industria y del sector portuario en general. Cada turista gasta un promedio de u$s 135 por día. Buenos Aires había perdido la capacidad de ser una ciudad de recambio para los tripulantes y lo recuperamos".