Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Logística y comercio exteriorbuscan afianzar su crecimiento

Más infraestructura, baja de impuestos y una Aduana que facilite el comercio en la lista de temas a resolver.

Logística y comercio exteriorbuscan afianzar su crecimiento

Son varias las medidas adoptadas para bajar los costos y lograr mayor competitividad, pero aún es largo el camino por recorrer para consolidar el crecimiento del comercio exterior.

"El volumen de embarques de importación y exportación se ha incrementado en 2016 y su curva de crecimiento continúa en 2017. El comercio exterior se ha visto fortalecido por las políticas aplicadas por el gobierno actual y esto ha beneficiado a los diversos sectores que participan directa e indirectamente de esta cadena que es vital para el crecimiento del país", dijo a Transport & Cargo Eduardo Petetta, de Green Log SRL.

Para Eduardo M. Pereyra, presidente de Airsealand SA, "si bien se comienza a transitar el camino de la recuperación económica en general y del comercio exterior en particular, que la tarea se está haciendo demasiado lentamente. El país sigue sin tener políticas de estado para el incremento de las exportaciones y sostiene aún políticas ideológicas perimidas y no económicas que siguen regulando las importaciones y que no dejan que mínimamente sirvan para regular las distorsiones de precios en el mercado local. Si a eso le sumamos un dólar extraordinariamente retrasado que hace que nuestros costos logísticos locales nos quiten toda posibilidad de competir en el plano internacional, se produce una tormenta perfecta que no nos permite crecer ni nos lo va a permitir en el mediano plazo. Está en juego la propia subsistencia de las empresas del sector porque cada día son menos viables".

Costos

A juicio de Pereyra, "las terminales portuarias tienen costos exorbitantes, por ejemplo considerando a los contenedores de 40’ High Cube como equipos especiales a los que se les recarga el doble del costo de los 40’ standard; otro factor distorsionante es que dan turnos en algunos casos fuera del forzoso cobrando segundos movimientos sin que la demora sea atribuible al cliente. Por otro lado, la Aduana sigue siendo un ente con un funcionamiento retrogrado que no está a la altura de lo que se necesita como facilitador del comercio internacional legal. Es un ente meramente recaudador, que genera extra costos que terminan impactando en el costo final de los productos de importación o causan la inviabilidad de los productos destinados a la exportación. Es imprescindible su reconversión en un organismo eficiente y moderno".

A la hora de vislumbrar las perspectivas a futuro, Petetta resaltó que "a pesar de las bajas en algunos sectores de la economía local y de la coyuntura actual que vive nuestro socio mayor del Mercosur las perspectivas son positivas. Los principales ajustes ya han sido implementados y ahora queda lugar para el crecimiento".
El directivo recomendó "continuar con las inversiones en infraestructura de aeropuertos, puertos, centros logísticos, rutas y autopistas como así también una baja en la presión tributaria, sería el apuntalamiento necesario para potenciar el crecimiento del sector y que éste pueda aumentar las inversiones en equipamiento, tecnología y seguridad y generar más puestos de trabajo y también aplicar políticas de baja de costos para los usuarios".

Depósitos fiscales

La realidad actual de los depósitos fiscales en la Argentina, no está apartada del cambio de paradigma de negocio que están sufriendo en forma acelerada los operadores de comercio internacional-

"Debemos ser flexibles ante los modelos comerciales que todos los días se ponen en marcha en el mundo, sin descuidar nuestro rol en la cadena logística del comercio exterior que es auditado permanentemente por la Aduana para adecuarnos a su normativa, es un momento de transición que creemos que dará grandes frutos e insertara inteligentemente nuestra actividad con rol protagónico en las operaciones de los depósitos aduanero privados extra portuarios", destacó Rafael Messina Ramos, Jefe del Departamento Comercial de Megatom SA.

Al momento de proponer las medidas a tomar para mejorar los costos logísticos, Messina Ramos propuso "analizar con índices unificados y actores proactivos del sector privado y público; del sector empresarial junto a universidades más cámaras empresarias relevantes la construcción de una matriz logística que pueda ser el norte en la previsión, corrección y evolución de índices que podamos usar de manera central para poder tener una radiografía del sector. Para lograr un país más previsible en lo logístico, sin dudas debe haber un trabajo aunado de los protagonistas para poder hacer proyecciones a mediano y largo plazo, sin dejar de lado lo ya existente, si no potenciando lo mismos para mayor visibilidad de este relevamiento necesario para el crecimiento de la Argentina".

Inflación

Por su parte, Pereyra destacó que "la lucha contra la inflación comienza logrando que la estructura de costos de un país sea previsible, que no tenga sorpresas y que sea transparente. Los piquetes, huelgas, quites de colaboración y/o los mal llamados trabajos a reglamento, solo contribuyen a aumentar el costo argentino. Si a eso le agregamos organismos burocráticos solo comprometidos con la recaudación fiscal sin importar si es legítima o no (aunque sea legal, apreciemos la diferencia), entenderemos el porqué de la imposibilidad de derrotar o, cuando menos, mitigar el peor impuesto que pagan los sectores de menos recursos: la inflación. Es importante que se entienda que no tenemos tiempo, es ahora, es acá, lo contrario será un nuevo fracaso".

En cuanto a las obras de infraestructura prioritarias para lograr más competitividad, Rafael Messina Ramos aseguró que "si miramos nuestro país de norte a sur y de este a oeste vemos el gran déficit estructural que tenemos y debemos mejorar para ser competitivos. Los cluster productivos deben tener conexión central con los grandes centros de consumo y acopio. Una red de carreteras confiables, vías navegables con calado adecuado puertos dinámicos y armadores eficientes más un ferrocarril capaz de ayudarnos a llegar a lugares remotos a costos competitivos dejaran sin duda un desarrollo que empujara hacia un espiral que nos ayudara a lograr el proyecto de país que necesitamos".

Las cifras

La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) publicó su informe sobre las cifras del comercio exterior en Argentina, correspondiente al primer bimestre de 2017. Sobre la base de los datos del INDEC, analiza distintas variables y las compara con periodos anteriores.

– Durante los primeros dos meses de 2017 se registró un déficit comercial de u$s 210 millones, resultado de un período en el que las ventas al exterior reportaron ingresos por u$s 8.140 millones y las importaciones alcanzaron los u$s 8.350 millones.

– Las importaciones, durante el primer bimestre del año experimentaron un incremento del 3,3% respecto al mismo período de 2016. Las exportaciones, por su parte, aumentaron un 1,5% interanual.

– El aumento de 1,5% de las exportaciones de los primeros dos meses respecto de igual período del año anterior se debe a aumentos de 5,7% en los precios, mientras que las cantidades registraron una caída del 4,0%. El valor de las exportaciones de Productos primarios disminuyó en ese mismo lapso 0,3%; los precios crecieron 0,9% y las cantidades cayeron en un 1,2%. Las exportaciones de MOA bajaron 4,2%; los precios subieron 11,1% y las cantidades cayeron 13,8%. Las exportaciones de MOI crecieron 6,7%; los precios disminuyeron 1,1% y las cantidades aumentaron 7,9%. Las exportaciones de Combustibles y energía aumentaron 47,4%; los precios subieron 40,7% y las cantidades crecieron 4,7%.

– Los principales rubros correspondieron a: metales comunes y sus manufacturas (u$s 72 millones); material de transporte terrestre (u$s 65 millones); hortalizas y legumbres sin elaborar (u$s 60 millones); petróleo crudo (u$s 60 millones); y carnes y sus preparados (u$s 51 millones). Las mayores caídas del bimestre respecto de igual período de 2016 se registraron en: grasas y aceites (-u$s 211 millones); cereales (-u$s 94 millones); minerales metalíferos, escorias y cenizas (-u$s 61 millones); piedras, metales preciosos y sus manufacturas, monedas (-u$s 19 millones); y preparados de hortalizas, legumbres y frutas (-u$s 13 millones).

– Nuestros principales socios comerciales fueron Brasil, Estados Unidos y Chile, en ese orden. Sumados absorbieron 28,3% de las exportaciones de Argentina y abastecieron 39,3% de las importaciones.