U$D

MIÉRCOLES 24/04/2019

Ley de la congruencia

por  MARCELLO VACCARI

Managing director del grupo VACLOG - RVA

1
Ley de la congruencia

En su libro "La Revolución de la riqueza" Tofler plantea "la Ley de la congruencia" que se resume en la idea que si un país pretende acelerar su avance económico, pero deja atrás sus instituciones básicas, su potencial para crear riqueza se verá finalmente limitado.

Expliquemos primero (hay países donde debemos explicar) que si un país no crea riqueza no puede avanzar económicamente y lo más importante no puede mejorar la calidad de vida de sus habitantes. La prosperidad se hace primero generando riqueza y luego distribuyendo los beneficios. No nos engañemos, generando miseria sólo podremos repartir miseria, aunque algunos sean hábiles fabuladores de relatos.

La Ley de Tofler aclara lo del huevo o la gallina, o sea primero instituciones sólidas, sin ellas, nada es posible porque nos exponemos al libertinaje, los decentes generadores de riqueza quedan indefensos y nos abandonan y los botines quedan a merced de los corsarios del dinero público. Es nuestra historia, hemos acuñado tristes frases "roba pero hace", "hay que dejar de robar por dos años" y además vimos bolsos volando por doquier.

Por eso rescato que estos últimos años no se han perdido, han servido para comenzar a construir bases sólidas sobre las que apoyarse; como una justicia más independiente, respeto por las instituciones, presupuesto equilibrado, y un solo etc. me queda corto. Podemos decir mucho de estos últimos años, quejarnos de la economía, del valor del dólar, de la inflación, de la pobreza y de muchas otras cosas más, pero no podemos negar que estamos dando pasos gigantes en cuanto al respeto y orden de las instituciones y si se cumple la ley de la congruencia estamos en el buen camino.

De ninguna manera podemos permitir pasos para atrás, no tenemos tiempo. Me canso de escuchar a la vieja política que pretende mostrarnos un mensaje nuevo, gente que sostiene ideas de partidos políticos fundados en 1891, en 1946, y tantos partidos provinciales tan viejos que están rancios. Todos fracasaron en sus turnos, no respetaron ni engrandecieron las instituciones y claramente multiplicaron la pobreza, porque el PBI de Argentina antes de 1930 era superior a la suma del PBI de Latinoamérica toda junta.

Si queremos una economía de avanzada, necesitamos una sociedad de avanzada que en primer lugar exija instituciones y poderes que estén a la vanguardia, y que sean tan fuertes y decentes que todos los respeten, y digo todos, tengan fueros o no.

Comentarios1
jose Costa
jose Costa 23/03/2019 12:39:27

En este pa�s....,imposible!

Más notas de tu interés