Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La naviera Carnival está acusada de discriminación

La compañía de cruceros no acepta que ciudadanos estadounidenses de origen cubano reserven una excursión a la isla.

por  AGUSTIN BARLETTI

Enviado especial - Miami
0
La naviera Carnival está acusada de discriminación

El próximo 1 de mayo habrá un escándalo en Miami cuando el crucero el MV Adonia de la Carnival ponga proa a Cuba por primera vez tras 50 años de bloqueo.

Numerosas embarcaciones se congregarán en las aguas de la Bahía de Biscayne para protestar contra la decisión de la compañía de prohibir embarcar a los cubanoamericanos.

Las leyes de Cuba prohíben la entrada a la isla de cubanos por vía marítima sin importar segundas nacionalidades. Por lo tanto, quienes nacieron en Cuba no podrán formar parte del crucero, algo que causó malestar entre el exilio de Miami.

"Es nuestra política obedecer las regulaciones y leyes de los países a los que navegamos alrededor del mundo. Sin embargo, hemos solicitado una reconsideración de esta regulación en particular, la que hasta la fecha no fue concedida. Sólo seguimos las leyes que están establecidas, Si en tiempos del apartheid el gobierno de Sudáfrica hubiese prohibido a ciudadanos norteamericanos negros viajar al país africano, la Carnival hubiese acatado la orden", señaló Roger Frizzell, vocero de la Carnival.

El Movimiento Democracia llevó a cabo ayer una protesta ante el edificio de Carnival Corporation y el 1 de mayo, esperan que los aficionados a la navegación se unan a ellos en el Club de Yates de Miami para protestar cuando el primer crucero salga hacia la isla.

Los cruceros zarparán desde el puerto de Miami, precisamente la ciudad que acoge a la mayor comunidad de cubanos emigrados en el mundo, muchos de los cuales se han convertido en ciudadanos estadounidenses. Los afectados comparan esta discriminación por origen nacional con la relativa al color de la piel o la religión.

El primer crucero desde Estados Unidos a Cuba, llevado a cabo por la Fathom, una línea que pertenece a la Carnival, planea tocar los puertos de La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba, en un itinerario que durará una semana.

Durante décadas, a los cubanoamericanos les ha sido prohibida la entrada a Cuba por vía marítima debido a disposiciones del gobierno de La Habana. Sin embargo, la ley migratoria vigente desde 2012 no es explícita sobre ello.

Posibilidad

La aprobación de esta posibilidad para los cruceros se produjo durante la visita histórica del presidente Barack Obama a la isla 15 meses después de acordar con el mandatario de Cuba Raúl Castro la normalización de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

Los precios de los cruceros a Cuba comenzarán en u$s 2.320 por persona para una cabina interior, sin incluir el costo de la visa cubana, impuestos, cargos adicionales y gastos de puerto, según la página de Fathom.

Los cruceros incluirán actividades artísticas, educacionales y humanitarias, tales como visitas a granjas orgánicas, interacción con artistas y autores cubanos; y tours a pie por la Vieja Habana, entre otras opciones. Durante la travesía, los viajeros pasarán dos días en La Habana, uno en Cienfuegos y otro en Santiago de Cuba, y dos días en alta mar.

La programación especial a bordo cubrirá intereses diversos, desde una introducción a la historia, el arte, las costumbres y la cultura de Cuba hasta clubs de libros con discusiones sobre literatura y una serie de filmes cubanos.

Los ferris y los cruceros de Estados Unidos a Cuba dejaron de realizarse en los años 60, cuando Washington impuso un embargo comercial a la isla gobernada por un régimen comunista. El embargo aún existe y prohíbe el turismo por placer a Cuba.

En diciembre de 2014, el gobierno de Obama comenzó a aliviar las restricciones para que los estadounidenses pudieran viajar a Cuba, pero las nuevas regulaciones aún se limitan a 12 categorías, tales como las actividades educacionales y religiosas, visitas familiares y proyectos humanitarios.

Carnival adelantó que en un futuro agregará más barcos de sus otras marcas para los viajes a Cuba. No obstante, aún queda ver si logra zarpar su primera nave.