Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La industria naval ofrece interesantes perspectivas

El Astillero Río Paraná Sur botó su primera barcaza tanque de 3500 metros cúbicos de capacidad y doble casco.

En una emotiva ceremonia de la que participaron autoridades, empresarios y dirigentes sectoriales, Astillero Río Paraná Sur botó la primera de cuatro barcazas doble casco para combustible construidas especialmente para la empresa Fluvialba, entre cuyos accionistas se destaca PDVSA.
La botadura de la barcaza BT 12, de 3500 metros cúbicos de capacidad y doble casco, fue encabezada por el presidente del Astillero, Daniel De Monte, la responsable de relaciones institucionales de Fluvialba, Paloma Loewenthal y el intendente de Zárate Osvaldo Cáffaro. Estuvieron presentes también Marcos De Monte, el Prefecto Mayor Eduardo Gabriel Cutropía, Prefecto de la Zona Delta de la Prefectura Naval Argentina , el Prefecto Leonardo Luis Puebla Jefe de Prefectura Zárate, Miguel Ángel Sánchez, Presidente de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN) y Juan Speroni, Secretario General del Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON) entro otros.
En su discurso Daniel De Monte agradeció especialmente a la empresa Fluvialba por haber confiado al astillero su proyecto, a la Prefectura Naval Argentina y a la intendencia por el apoyo brindado en la construcción de este astillero que, en un terreno de 100 hectáreas comenzó a ser construido en 2012 y hoy tiene una importante estructura con naves de 4.500 metros cuadrados y alrededor de 200 trabajadores y moderno equipamiento para la construcción de embarcaciones, especialmente barcazas.
"La industria naval es una madre de industrias que implica generación de recursos para el país, generación de empleo genuino y de calidad, lo que hoy se está necesitando. Decidimos invertir en el país creando este astillero que seguiremos desarrollando para que sea apto para construir tanto para el país como para exportación", dijo a Transport & Cargo Daniel De Monte.

Gran potencial

El presidente del nuevo astillero destacó también el potencial enorme de la hidrovía que serviría para mejorar los costos del transporte si este se hace con barcazas: "El país quiere duplicar su producción de cereales, maderas y otras materias primas, entonces tenemos que transformar la hidrovía – aseguró - ofreciendo transporte competitivo de calidad, a buen precio y con seguridad y porque no en el futuro construir también barcos que utilicen la bandera nacional y que en el futuro transporten al mundo nuestra producción nacional"
Paloma Loewenthal, en representación de Fluvialba dio la bienvenida a la flota de su empresa esta nueva barcaza tanque, parte de una serie de barcazas que están construyendo tanto en este astillero como en Tandanor, con una inversión que supera los 30 millones de dólares, como parte de un proyecto de inversión e integración a través del a hidrovía Paraguay Paraná.
"La hidrovia es sinónimo de integración –continuo Loewenthal - el mejor ejemplo es que en los 80 se transportaban 790 mil toleradas año y hora son entre 12 y 15 millones de toneladas que se están transportando. Es la mejor manera de llegar con la producción desde donde esta se produce a los grandes centros de consumo y la mejora manera también de pasar de las palabras a los hechos".
Finalmente la representante de Fluvialva hizo un pedido: "La actividad naviera necesita normas y leyes claras que nos den la seguridad jurídica imprescindible para permitirnos seguir invirtiendo en proyectos de infraestructura a tan largo plazo que generan beneficios para nuestro país y la región. Es intención de la empresa seguir construyendo más barcazas en este astillero argentino que entendió claramente lo que esto significa. Bienvenida barcaza 12 a nuestra flota."
Por su parte, el Intendente Cáffaro recordó en su discurso la primera reunión que mantuvo con el presidente de la empresa, la realización de audiencias públicas en Lima para que sean los propios vecinos quienes decidan y la construcción de la costanera de Lima, pedido que se le hizo al astillero como contribución directa a la comunidad: "La empresa cumplió con su palabra y aún antes de tener su primera barcaza en el río la costanera de Lima, único acceso libre de los vecinos al río, ya estaba terminada".