La chispa humana

Es muy interesante analizar porque la humanidad se ha diferenciado del resto de los animales. No ha sido sólo la inteligencia y el desarrollo del cerebro lo que nos ha llevado tan lejos, sino la cooperación y flexibilidad. Hemos podido "conectarnos entre sí y cooperar de manera flexible en gran número, incluso sin conocerse bien". Así lo plantea Harari en su libro "Homo Deus".

 

La humanidad avanzó más que los monos, pero el avance no ha sido parejo entre romanos y bárbaros y en la actualidad pareciera que lo mismo ocurre entre latinoamericanos, europeos, sajones, asiáticos, etc.

El mundo se ha desarrollado de manera despareja, es tan real que la Organización Mundial de Comercio divide a los países en desarrollados, en desarrollo y con menor desarrollo económico relativo. Supongo que a todos no gustaría ser considerados países desarrollados y no jugar en la B.

De la misma manera que la habilidad para cooperar es lo que nos ha diferenciado de los animales, este atributo es el que ha desarrollado a los países en mayor o menor medida; o ha sido uno de los aspectos más importantes.

A los argentinos nos encantaría convertirnos en un país desarrollado y elevar nuestro estándar de vida al nivel de Alemania. En esto podemos estar todos de acuerdo, porque el alemán promedio no es millonario, es de clase media pero vive muy bien.

Lejos de simplificar las razones del éxito o fracaso de las naciones, propongo que los argentinos y en especial la dirigencia, entendamos que atributo de "La Chispa Humana" ha marcado y marcará cada vez más la diferencia entre los distintos países.

Más de Transport y Cargo