Las cápsulas de Marcello

La ambición del emprendedor

En el "Caballero de la Armadura Oxidada" (Fisher) dice: "Sólo la ambición que proviene del corazón, puede darte, además la felicidad".

Un emprendedor, es alguien ambicioso, si no tuviera esa ambición no emprendería nada. Lamentablemente, en nuestra cultura se piensa mal cuando alguien es emprendedor o empresario. Se cree que se trata de posibles explotadores u oportunistas que quieren enriquecerse y sacar ventaja de todo.

Algunos es posible que sean así, sin embargo, creo que para la gran mayoría podríamos decir que su ambición proviene de su corazón y es la que lo impulsa a seguir con ese deseo de hacer, de emprender, de seguir adelante contra todos los obstáculos, con miedo, con perseverancia hasta lograr un sueño, un tesoro que en realidad nunca se alcanza del todo.

Mientras recorren el camino hacia ese tesoro, los emprendedores son el motor de un país, crean empresas, invierten capital, dan empleo, toman decisiones y corren riegos, pagan impuestos, etc. Los países importantes en el mundo, tienen grandes empresas y grandes emprendedores, sin empresas no hay generación de riqueza, ni empleos donde trabajar, ni grandes impuestos que cobrar. Qué bueno sería dejar de combatir el Capital, que en la mayoría de los casos es el que consigue el emprendedor (suyo o prestado) y reconocer que los emprendedores son más importantes que los deportistas, logran más cosas que ganar un campeonato ó una medalla, y son la locomotora que empuja un pesado tren.

Noticias del día