Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Hay que sembrar para tener un mejor año 2017

Las medidas que se están tomando permitirán una lenta pero firme recuperación de la actividad económica, estancada desde hace cuatro años.

Hay que sembrar para 
tener un mejor año 2017

El resultado de las recientes elecciones generales realizadas en nuestro país muestra que la sociedad argentina ha apostado por un fuerte cambio de las condiciones políticas, económicas y sociales en que nos veníamos desenvolviendo.
Las primeras encuestas conocidas pocos días después de cumplirse un mes de la asunción del nuevo gobierno confirman esa determinación de cambio expuesta por nuestro pueblo, más allá de los grandes desafíos y los enormes problemas que es necesario superar para poder materializar esa aspiración de vivir en una nueva Argentina, en un país mejor.
En el plano de la economía ha quedado claro que es imprescindible terminar con el insoportable déficit fiscal heredado, el que asciende a un inédito 7% del PBI. Sin ese requisito no será posible pensar en la necesaria reactivación de la actividad económica, estancada desde hace cuatro años, la que ha perdido la capacidad de generar puestos de trabajo de calidad y bien remunerados.
Con la economía estancada o en estado recesivo, con un balance comercial negativo y la imposibilidad de contar con divisas provenientes de la actividad exportadora, tanto por las incomprensibles trabas impuestas al sector como por el evidente atraso cambiario provocado por las erradas políticas económicas adoptadas, lo que prácticamente sacaba del mercado a los productos argentinos, la emisión monetaria se constituyó en el último recurso al que apeló, sin límites, el anterior gobierno para atender sus necesidades.
Está claro que necesitamos un Estado fuerte y eficiente, aunque no hipertrofiado, que esté en condiciones de planificar y ejecutar las obras de infraestructura que se requieren en todo el territorio nacional y provincial, para movilizar los recursos económicos, hacer competitivas las economías regionales y dotar de seguridad al transporte de las personas.
En el caso de Berisso esa necesidad acuciante se expresa en la construcción de accesos adecuados a la nueva terminal de contenedores.
Esa enorme tarea, que requiere del financiamiento que los organismos internacionales pueden proporcionar, demanda de parte de nuestro Estado la aptitud técnica necesaria para abordar las complejas tramitaciones involucradas y la elaboración de los pliegos y la documentación técnica pertinente, algo que en la actual situación no está de ninguna manera garantizado.

Abiertos al mundo

Un capítulo especial merece la política exterior del nuevo gobierno: desde la designación de la nueva Canciller, siguiendo con todas las posiciones asumidas en la materia y la participación en la reunión de Davos (hecho que tiene un fuerte valor simbólico), tanto la opinión pública argentina como los principales países del mundo han manifestado una rotunda aprobación a lo actuado.
La conducción económica apunta a generar la imprescindible confianza en todos los actores, para lo cual ha eliminado el cepo cambiario, ha quitado las trabas a la exportación, ha reducido retenciones a la actividad agropecuaria, verdadero motor de nuestra economía, y apunta a combatir la inflación y reducir el déficit fiscal con metas graduales, con el objeto de evitar un enfriamiento de la actividad y, eventualmente, la pérdida de puestos de trabajo.
También apuesta a que la mencionada normalización del sector financiero y cambiario y la recuperación de la confianza conduzcan a la necesaria reactivación de la actividad.
Es importante, al respecto, haber recuperado la posibilidad de acceder a las fuentes de financiamiento internacionales: en el momento en que se escriben estas líneas el país toma conocimiento de la llegada de un empréstito de bancos internacionales por u$s 5 mil millones.
En los próximos días se viene también la definición del conflicto con los "holdouts", otro grave problema pendiente dejado por la anterior administración. Grave y además decisivo para nuestra reinserción en los mercados financieros internacionales.
Nuestro pueblo debe saber que todos estos problemas que nos han dejado deben ser resueltos para poder tener un 2017 mejor, con una lenta pero firme recuperación de la actividad económica, estancada desde hace cuatro años. También una consistente y programada disminución de la inflación hasta llegar a un dígito en 2019, según las metas fijadas por la conducción económica, la realización de las obras de infraestructura necesarias tras tantos años de abandono, y a una recuperación de la jerarquía y la calidad del Estado en todos sus niveles. Todo eso deberá realizarse en forma gradual y cuidadosa, para evitar golpes en el poder adquisitivo de los sectores más humildes.

Más notas de tu interés

Comentarios2
benedictodos800
benedictodos800 11/02/2016 06:09:36

y si no es m ejor año de acuerdo a como se presente , deben meter ytodo en silo y hacer la contra al gobierno como se la hicieropn a cristina grandes jhijos de puta

Ernesto Calvo Rodriguez
Ernesto Calvo Rodriguez 03/02/2016 09:56:42

Actividad estancada? Hasta el FMI admitio que el producto subio 1,5% en el 2015. No es estancamiento, tampoco recesion y mucho menos depresion. Como le digo a mis alumnos de macro: para hablar hay que estudiar. de lo contrario: prudencia y silencio!