Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Estado recupera iniciativa en puertos y vías navegables

Se busca facilitar el comercio, desarrollo y competitividad para que el sector no caiga en manos de monopolios u oligopolios.

Además de la falta de coordinación entre los distintos organismos del área, la nueva gestión en puertos y vías navegables percibió una falta de presencia del estado como autoridad de aplicación de la Ley de Puertos 24.093.
"Constatamos una incomprensible demora en la habilitación de puertos públicos y privados. Se avanzó para poner al día este tema que implica una obligación del estado que no se cumplía", dijo a Transport & Cargo Jorge Metz, subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación.
El funcionario aseguró que "también hay falta de presencia del estado para cuidar que la actividad no caiga en manos de monopolios u oligopolios que en definitiva afectan al costo argentino. Para tal fin, el Ministerio de Transporte propuso la conformación de un Consejo Federal Portuario donde participan los responsables de las 12 provincias con frente fluvial y marítimo, el Consejo Portuario Argentino y la Cámara de Puertos Privados Comerciales para acordar acciones de políticas públicas en el sector".
A juicio del subsecretario, "en los últimos 12 años el costo argentino aumentó entre un 300% y 500% en dólares, y está sacando de competencia a toda nuestra producción. Exportamos commodities que hoy están en baja en el mundo y estamos geográficamente alejados de los principales mercados internacionales. Las enormes distancias impactan en el costo de los fletes y la actividad de los puertos suma un valor agregado que complica la competitividad. Estamos empeñados en generar las condiciones para que se produzca competencia y mayor libertad entre los oferentes de servicios en los puertos. Que el precio a abonar no sea ni bajo ni exorbitante, sino justo por el servicio brindado".
Un caso es el de la firma Profertil, que abastece al campo de fertilizantes desde los puertos de Bahía Blanca, Quequén, Campana y San Martín.
"El valor de los fertilizantes está por el piso y los altos costos portuarios tornan inviable esta actividad. Nadie puede entender que no existan fertilizantes para nuestros campos producto del alto costo portuario", recalcó Jorge Metz.

Efervescencia

La anulación de la disposición 1108 se destaca en estos primeros 100 días de gobierno. "Esta medida generó una efervescencia entre los operadores en los ríos Paraná y Uruguay y en el litoral sur marítimo. No existen barcos completos que vienen a un solo país, por eso se trabaja en una política regional junto con todas las autoridades de la hidrovía y particularmente con las uruguayas. En estos 100 días ya tuvimos seis reuniones con nuestros pares uruguayos. La integración aborda temas de carga, servicios, obras de infraestructura y pasajeros. Argentina y Uruguay se ofrecerán juntos para el destino de cruceros y se avanza en recuperar el tráfico de pasaje con escalas en Montevideo, Buenos Aires y Rosario. Trabajamos en conjunto y de forma solidaria como no debimos haber dejado nunca de hacerlo", aseveró el subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación.
La recuperación del parque flotante de la subsecretaría es otra de las prioridades. De las 115 unidades recibidas de la anterior administración, ninguna estaba en condiciones de prestar servicio. El primer paso fue la reparación de la draga Córdoba en Tandanor a través de un convenio con el Ministerio de Defensa.
"La ventaja de esta gestión es que venimos trabajando desde hace más de dos años en el plan de gobierno de transporte y ahora aplicamos todas las acciones y recomendaciones planteadas a partir del liderazgo del ministro Guillermo Dietrich. Aún no abordamos las monumentales obras de infraestructura portuaria que el país necesita y que esperamos ejecutar a partir del segundo semestre. Tras años sin inversión por parte del estado, estamos atacando las debilidades más grandes, reconociendo los errores desde la administración del estado y resolviéndolos para que el flete refleje y corrija el costo argentino. Les pedimos un gran esfuerzo a todos los sectores pero fundamentalmente a los privados para que acompañen esta cruzada tendiente a bajar el costo logístico argentino en beneficio del país", resaltó Jorge Metz.