Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

EN BREVE

- Obreros navales
El Sindicato Argentino de Obreros Navales (Saon) festejó sus cien años de vida con un multitudinario encuentro realizado en Avellaneda. Su secretario general, Juan Speroni, planteó la necesidad de que se aprueben en Diputados las leyes de Marina Mercante e Industria Naval, que consiguieron el voto unánime en la media sanción dada por el Senado de la Nación. Y lo hizo rodeado de los obreros del sindicato, el empresariado nacional de la industria naval, técnicos y profesionales del sector, dirigentes de las entidades gremiales vinculadas, del Movimiento de Acción Sindical Argentino, senadores y diputados nacionales.
En el acto fueron especialmente reconocidos los senadores nacionales Fernando Pino Solanas, Alfredo Luenzo, Carlos Espínola, y los diputados Gustavo Martínez Campos y Marcela Passo, por el impulso de estos proyectos.
"Hay que enfrentar fuertes intereses que quieren mantener el panorama como está ahora, sin ninguna ley que defienda la soberanía nacional en el inmenso litoral marítimo y fluvial que tiene la Argentina. No serán los mejores proyectos, pero son un instrumento que nos permitirán ver barcos construidos en astilleros argentinos, con bandera argentina, en nuestros mares y ríos y nos permitirá el crecimiento de la industria naval, que es multiplicadora y generadora de empleo", resaltó Speroni.

- Soberanía logística
La finalidad de estas normas sobre Marina Mercante e Industria Naval es recupera la soberanía logística. La Argentina muy pronto producirá 140 millones de toneladas de granos y precisa ordenar su logística con una solida marina mercante e industria naval. El camión, responsable del 60% de los accidentes viales, es mucho más rentable en los fletes cortos. Para medianas distancia se usa el ferrocarril, donde el gobierno también encara importantes inversiones, y en largos trayectos es imposible competir con el transporte acuático.