Dos décadas aportando soluciones a las cargas

Hace 20 años, Patrick Campbell con el apoyo de NYK se animó a soñar con una empresa dedicada a resolver los desafíos logísticos en el transporte de las cargas, cuando Alejandro Wolf y Carlos Marazzi, hoy presidente y gerente general respectivamente de Yusen Logistics Argentina, formaban parte del puñado de 12 personas que integraban ese equipo.

Cabalgando sobre las diversas crisis y peripecias económicas hoy celebran dos décadas de existencia, son más de 60 trabajando, e inauguran modernas oficinas en el piso 15 de Alem 1.067 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Amplios espacios, luz natural desde vidriadas paredes exteriores con estupendas vistas al rio y la ciudad, generan un amigable espacio de trabajo.

"Estos 20 años coinciden con la inauguración de nuevas oficinas. Sabemos que la situación económica es compleja y que por el escenario político mucha gente no define y posterga decisiones. Sin embargo, en este caso los accionistas decidieron acompañar a los clientes y al equipo de trabajo de Yusen Argentina y crear las condiciones para una nueva etapa. La situación actual es difícil, pero sabemos que la economía saldrá adelante y queremos estar listos para ese momento. Esta oficina es más cómoda desde el equipamiento, posee áreas integradas y más en línea con lo que se precisa para una gestión moderna", dijo Alejandro Wolf.

La firma, que arrancó con el nombre de Multilogistica dentro del grupo Multimar, se convirtió en 2011 en Yusen Logistics Argentina. "Yusen nos permitió ser una corporación, pero manteniendo ese concepto de empresa familiar . Estar cerca del cliente nos genera un valor agregado", destacó Carlos Marazzi a Transport & Cargo.

Vigencia

A juicio de Wolf, el secreto de la vigencia se basa en "la versatilidad para adaptarse a las situaciones. Siempre hemos transitado tiempos complicados, entonces hay que adaptarse a la economía y las particularidades de ese momento. Incluso aprendimos que a veces hay que mirar más allá. Acá las crisis no son constantes, existen altibajos en forma regular y se sabe que en uno o dos años llega un escenario más favorable y siempre nos preparamos para eso. Los clientes también están viviendo esa situación y tenemos que asistirlos, entenderlos y ver qué podemos aportar para mejorar su situación. Esa fórmula nos dio el manejo para poder subsistir y crecer". Durante estas dos décadas, Toyota fue para Yusen una sólida base desde donde poder crecer y proyectarse.

"Este aniversario es también tiempo de agradecer a nuestros clientes. Si bien en su momento Toyota implicó un desafío pues era nuevo para nosotros, con mucha ayuda de NYK, logramos la continuidad. Toyota también creció mucho desde entonces, arrancó con una capacidad de producción de 20.000 unidades y hoy está superando las 140.000, una evolución que hemos acompañado estos años. Sobre esa base logramos además desarrollarnos en carga de proyectos, vinos, alimentos, proyectos llave en mano como el Puente de la Mujer en Puerto Madero, o desarrollar la logística para exposiciones, un rubro en el que logramos especializarnos. Hoy estamos muy enfocados a la energía desde YPF, y la infraestructura para producción de energía eólica. Hay empresas que se están instalando en Argentina para la producción de naceles para la instalación de aerogeneradores y los estamos asistiendo. Otros temascomo el litio están creciendo y ofrecen un potencial de crecimiento. El escenario es complicado, pero tenemos la suerte de tener el acompañamiento de muchos proyectos que nos permiten seguir adelante. Además de Toyota, hoy trabajamos con YPF, Aerolíneas Argentinas y Tecpetrol. Muchas empresas de envergadura han ido confiando en nuestros servicios", destacó Alejandro Wolf.

Hacia el futuro, Carlos Marazzi expresó su confianza en que "el panorama económico va a mejorar, y con la inversión que hicimos en tecnología y el acercamiento al cliente, más la integración financiera y administrativa, nos encontrará preparados para estar allí cuando la carga vuelva. Eso está en línea con la filosofía japonesa. Se toman los recaudos por el contexto, pero a su vez vislumbra el mediano y largo plazo, no el corto, y ese es un plus de la organización. En un año tan complicado y donde el incentivo mayor pareciera estar en la inversión financiera, el grupo prefirió apostar al crecimiento".

Más de Transport y Cargo

Noticias del día