Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Dos botaduras marcan una realidad industrial

Los remolcadores Brutus y Querandí son una señal clara de la capacidad de construcción en el país.

El remolcador "Querandí", listo para entrar en operaciones.

El remolcador

Unidelta SA. La unidad productiva situada a orillas del Río Lujan, en Tigre, presentó durante el mes de mayo el remolcador "Brutus". Este es el primero de una serie ya encargada, y fue entregado al grupo marítimo SIP Pilotage y Practicaje SA. Este remolcador servirá para servicios de asistencia a buques en ingreso a puertos, acompañamientos, remolques y salvatajes, en navegación marítima. Se trata de la construcción 60 de este prestigiosos astillero.

Cuatro meses más tarde, Antares Naviera bautizaba su nuevo remolcador "Querandí", un barco de 28 metros de eslora con 5.000 caballos de potencia y una fuerza de tiro de 60 toneladas, construido íntegramente en el astillero argentino SPI, de Mar del Plata.

Ante la necesidad de generar empleo en todas las inversiones, la industria naval se destaca por su colosal efecto multiplicador. El estado de la flota en la Argentina requiere una renovación que contemple unidades de transporte fluvial, y aquellas dedicadas a la seguridad de los mares y ríos. No fue casual entonces en estas botaduras el envío de notas por parte de Juan Carlos Schmidt, secretario general de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra) donde saludó y felicitó "a los trabajadores navales y a los directivos de los astilleros por generar en el país producción nacional y puestos de trabajo".

Asimismo, estuvieron presentes Juan Speroni, secretario general del Sindicato Argentino de Obreros Navales (Saon), y Alfredo Bazzan, secretario general del Sindicato Obreros de la Industria Naval (Soin).

"El remolcador Brutus es la tercera embarcación que construimos para SIP Pilotajes y Practicajes. Esto habla de una excelente relación entre empresas, afianzada en el tiempo, que viene y desarrollándose en excelentes términos desde hace varios años. Este es el remolcador de tiro de mayor potencia construido en Argentina, con proyecto propio, nacido en nuestro estudio técnico, el cual, tengo el honor y el placer de dirigir. Hemos dado un salto cualitativo en la oferta de nuestro astillero, incorporando la construcción de remolcadores a las ya conocidas embarcaciones de trabajo de Unidelta", señaló Emilio Noel, uno de los socios del astillero junto con Lucio y Pablo Noel y Adrián Irigoyen.

Competir

Tras asegurar que "con esta embarcación la industria naval argentina demuestra, una vez más, que es capaz de competir, a la altura de los mejores astilleros extranjeros, produciendo en tiempo, calidad y precio", Noel expresó la esperanza "por esta nueva etapa que está comenzando en Argentina y como empresarios confiamos que las autoridades acogerán nuestros legítimos pedidos".

El "Brutus" de 28,77 metros de eslora, 10,20 de manga, posee una potencia total de 5.400 hp. Los directivos de Unidelta resaltaron finalmente el gran apoyo financiero que tuvo esta construcción de parte del Banco Supervielle.

"Queremos agradecer a nuestro cliente, Antares Naviera, por confiar en nosotros y en nuestro país a la hora de decidir dónde invertir. Agradecer también a nuestros obreros navales, ingenieros y a todo el personal de nuestro astillero que directa e indirectamente formo parte de esta construcción que le dio vida al Querandi y que hoy fue bautizado. Este es el segundo remolcador que construimos, una vez más ratificamos nuestras capacidades y que en la Argentina se puede.

Esperamos que las políticas que se tomen consideren esto favorablemente para que podamos generar sustentabilidad a mediano y largo plazo a nuestro astillero y a las fuentes de trabajo que nuestra industria genera. Entendemos que junto a empresas comprometidas con el desarrollo y profesionalismo como lo es Antares Naviera SA, podemos colaborar con el crecimiento de nuestro país", resaltó Sandra Cipolla titular de SPI.