Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Despedida

En una nota dirigida a sus colegas, se despidió Gustavo López, presidente del Centro Despachantes de Aduana (CDA).
En la misiva, López resaltó que "luego de seis años de arduo trabajo, esta Comisión Directiva del que tengo el honor de presidir, viene a despedirse.
Durante gran parte de este tiempo, nos tocó remar contra la corriente. Nos enfrentamos al cepo, la escuelita de Moreno, la Aduana y la Afip de Echegaray; por esos días fuimos casi los únicos en alzar la voz para denunciar tamaño atropello. En ese complejo y crítico escenario, esta Comisión Directiva se abocó a contener y facilitar la actividad de sus asociados.
Gracias a todos aquellos que confiaron en nosotros con su voto, gracias a quienes no lo hicieron, gracias con el corazón, y con el compromiso. Gracias a todo mi equipo y al personal del CDA por su esfuerzo, a todas nuestras filiales y corresponsalias.
Estamos orgullosos de la tarea desarrollada.
Gestionamos para todos, a veces logrando nuestros objetivos y en otros no tuvimos el éxito deseado, pero siempre lo hemos hecho poniendo el mayor esfuerzo en beneficio de nuestros socios".
El titular del CDA agradeció "la confianza durante esta gestión, a quienes estuvieron codo a codo en la dirección y administración, a todos los asociados por haberme permitido tener el honor de ser Presidente del Centro Despachantes de Aduana.
Llevaré siempre en mi corazón, el orgullo de haber presidido tan prestigiosa Institución, el sentimiento de pertenencia por la profesión, aportando mi pequeño granito de arena, a esta nuestra casa, que me tendrá siempre y cada vez que se me requiera, colaborando desde otros ámbitos y bregando por la justa valoración y reconocimiento de la tarea que desarrollan los Despachantes".
Tras desear "una excelente y próspera gestión, a los que tomen la posta en esta noble tarea de trabajar en favor de nuestra querida Institución", Gustavo López dejó claro que "por supuesto que hay retos. Y son los retos los que nos hacen grandes. Los despachantes han demostrado que su fortaleza consiste, no solo en cosechar los triunfos de las buenas épocas, sino en saber navegar por los mares turbulentos de las malas.
El futuro, como todo en la vida, traerá buenos y malos tiempos. Pero es la seriedad de nuestras metas la que nos permitirá transitarlas con éxito.
Hoy existe una hoja de ruta clara y certera. Debemos estar unidos para seguirla y continuar este rumbo. Solo de esta forma lograremos mayores éxitos y alcanzaremos un progreso sostenido con bienestar para todos".