Cuando la logística se reinventa con fórmulas alternativas

Frente a la cancelación de frecuencias aéreas producto de la pandemia, los operadores están obligados a agudizar su ingenio al máximo. Todas las variables se colocan sobre la mesa para lograr el objetivo de llegar a destino en tiempo y forma.

Las unidades de 50 mililitros de aceite de cannabis medicinal debían viajar desde Leamington, Canadá, sede de Aphria, a la Argentina. Los pacientes las esperaban para tratar sus casos de epilepsia refractaria. La operación de transporte, que hasta hace pocos meses consistía en el vuelo directo de Toronto a Buenos Aires por Air Canada, se vio complicada por la pandemia. Tras el anuncio del cierre del aeropuerto internacional de Ezeiza para vuelos comerciales internacionales al menos hasta septiembre, Air Canada debió levantar sus frecuencias. Frente a esa perspectiva, lo que hasta allí era una operación logística habitual, se convirtió en un desafío de ingeniería logística de proporciones.  Al no poder hacer escala en los Estados Unidos (el cannabis medicinal está autorizado por la mayoría de los estados, pero no aún por el gobierno federal), la opción de vuelos se reducía notoriamente.

Apareció finalmente una variante triangulando vía Europa, y como la distancia no se mide en kilómetros sino en dólares, se pudo llevar adelante.

El vuelo fue Toronto - Frankfurt - Buenos - Aires por Lufthansa Cargo y el aceite de cannabis pudo así llegar a las manos de los pacientes en tiempo y forma.

“A nuestras dos frecuencias semanales tradicionales de cargueros agregamos una tercera. La ruta es Frankfurt, escala técnica en Dakar, Viracopos (San Pablo), Montevideo y Buenos Aires con el MD11 carguero. Hoy tenemos cinco frecuencias semanales a Brasil, tres a Argentina, y dos a Montevideo por lo que incrementamos nuestra presencia en la región , dijo a Transport & Cargo Marcos König, responsable de Lufthansa Cargo para el Cono Sur.

Desde Aphria Inc, a través de nuestra subsidiaria en Argentina ABP SAU, queremos agradecer a todos los que hicieron posible esta exitosa operación logística. Los que transportaron el producto desde la sede de Aphria hasta el aeropuerto de Toronto; la tripulación del vuelo de Lufthansa Cargo que la llevó hasta Ezeiza; y a la Terminal de Cargas Argentina (TCA) dependiente de Aeropuertos Argentina 2000 que manipuló y cuidó la carga con esmero. También al despachante de aduana y al personal de la Dirección General de Aduanas intervinientes, y al transportista que realizó el tramo final desde Ezeiza hasta la sede de ABP , resaltó Gonzalo Arnao, director para el Cono Sur y de Alianzas Estratégicas de Aphria.

El directivo agregó que, como pasa recurrentemente y a pesar de la situación derivada de la pandemia, la carga fue operada en todo momento bajo estrictos protocolos sanitarios.

Con la sanción de la ley 27.350 sobre cannabis medicinal en 2017, la Argentina, abrió el camino a la investigación científica sobre esta materia.

La Resolución 133/2019 permite a los pacientes con epilepsia refractaria solicitar el envío del producto para 180 días de tratamiento y así poder reducir el costo de importación y envío. Es justamente un envió bajo los parámetros de esta normativa, el que llegó desde Canadá a través de Lufthansa Cargo.

ABP creó un equipo especializado que puede ayudar a los pacientes y las familias con el proceso de importación como parte del tratamiento para la epilepsia refractaria , agregó Arnao.

Desde octubre de 2018, el Hospital Garrahan también utiliza el aceite de cannabis medicinal de Aphria como coadyuvante en el tratamiento de epilepsia refractaria en pediatría. El programa durará 27 meses, y cuenta con la aprobación de la Secretaría de Salud de la Nación. Por su envergadura es el más ambicioso que se desarrolla hasta ahora a escala mundial en niños con epilepsia refractaria. Para llevarlo a cabo, Aphria facilitó un equipo de monitoreo para el diagnóstico de la epilepsia. El Garrahan es ahora el único hospital público del país que cuenta con esta posibilidad tecnológica.

Hace unos meses las autoridades del hospital afirmaron que “se superaron ampliamente las expectativas en torno a los resultados del estudio clínico.

Según datos publicados en junio por la revista especializada Seizure: European Journal of Epilepsy, el 80% de los pacientes obtuvo una respuesta positiva con reducción significativa en el número de crisis. La tasa de respuesta global a la medicación fue sumamente satisfactoria. De los 49 pacientes con seguimiento suficiente, 39 de ellos tuvieron una respuesta positiva. El promedio grupal inicial de 959 crisis por mes (unas 30 diarias) disminuyó a 381 crisis mensuales (13 por día), lo que implica una merma del 60%.

Aphria Inc tiene presencia global y emplea a más de 1.000 personas en todo el mundo y desde 2014 brinda apoyo a cerca de 75.000 pacientes de cannabis medicinal en todo Canadá. Las instalaciones de producción en invernaderos canadienses alcanzan los 222.000 metros cuadrados.

Más de Transport y Cargo

Compartí tus comentarios