Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Costos portuarios y productividad

Un costo bajo asociado a un nivel de servicio bajo podría resultar en una elevación mucho mayor de los fletes.

por  JUAN JOSÉ PABEROLIS

Capitán de Ultramar. MBA y Doctor en Administración
0
Costos portuarios y productividad

La Conferencia de las Naciones Unidas Sobre Comercio y Desarrollo, se encuentra abocada a un ambicioso proyecto para la construcción de indicadores de desempeño portuario comparables internacionalmente. Mientras tanto, en nuestro país, nos encontraríamos enfocados exclusivamente en reducir los costos portuarios, pero sin analizar la productividad del sistema.

Parecería importante puntualizar que, es común incluso entre las autoridades y ciertos expertos portuarios, las manifestaciones en relación a que la reducción de costos portuarios se puede relacionar directamente con un incremento de la productividad. Sin embargo, la determinación de la oferta competitiva en el mercado de los fletes marítimos se relacionado con la maximización de la oferta de toneladas-millas-tiempo mediante la combinación eficiente de ciertos factores productivos.

En este entorno entonces es probable que, un puerto aun con costos portuarios muy bajos pero con un nivel de servicio también bajo, haga que la estadía del buque sea más prolongada en relación a otro puerto, con costos quizás más elevados, pero tiempos de espera y de carga más reducidos. De este modo, estas posibles ineficiencias operativas y/o logísticas podrían impactar de manera mucho más desfavorable en la reducción de la cantidad de toneladas-milla-tiempo ofertada. Por ende, por más que los costos portuarios sean bajos, se produciría una elevación del valor de los fletes cuando los armadores deban operar en ese puerto. Condensando, el costo portuario por sí mismo, no es un indicador confiable para analizar la performance de la industria portuaria, ya que un costo bajo asociado a un nivel de servicio bajo, podría resultar en una elevación mucho mayor de los fletes.

El flete

La competitividad y productividad de un sistema portuario está determinada por el valor de flete que cada armador ofrece para operar en ese puerto, para ello no solo considera los costos portuarios sino el tiempo que el buque no navega. Del mismo modo, la tarifa de flete marítimo, que estaría dispuesto a pagar el usuario, debería ser menor al diferencial de precio que obtiene el productor por vender sus mercaderías en el mercado de destino, en lugar de hacerlo en el mercado doméstico. Esta sencilla afirmación implica, en la práctica, la viabilidad o no de determinados sectores de la actividad económica local debido a que; por más que el precio FAS sea competitivo a nivel internacional, si el precio DEQ (DP) no lo es, el sector correspondiente perdería los beneficios que las economías de escala, resultantes de la demanda agregada internacional, le podrían aportar a los costos promedio de producción.

La reducción de costos portuarios puede ser un auspicioso inicio en el camino hacia la productividad del sistema, pero un sistema portuario eficiente debería analizarse a través de la medición de indicadores de productividad, asignatura aún pendiente en el sistema portuario argentino.