Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Con distorsión de costos se baja la competitividad

El valor del practicaje y pilotaje es considerado desproporcionado en relación a otros servicios prestados en el río.

Con distorsión de costos se baja la competitividad

"No es posible que el servicio de practicaje desde Pontón Recalada a Puerto San Martín sea más caro que el peaje de la hidrovía. El práctico es uno solo y la concesionaria que lleva a cabo el dragado, mantenimiento y señalización de la vía navegable tiene 530 empleados y utiliza un gran parque flotante", dijo a Transport & Cargo Pablo Jukic, secretario de Transporte de la provincia de Santa Fe.

Además del más de medio millar de trabajadores, Hidrovía SA posee actualmente 8 dragas en el país entre las que se cuentan la "Alvar Núñez Cabeza de Vaca", "Niña", "Capitán Núñez", "Amerigo Vespucci", "James Ensor", "Manzanillo II" y la "Nicolo Machiavelli". A esto se suman los balizadores 573-B, 574-B, "El Boyero", 562-B, "Yaktemi" y "Jean Pierre". También el Pontón autopropulsado "Concordia" y las lanchas de relevamiento batimétrico "Don Osvaldo", "Charrúa" y "Kawai".

En el sector naviero las quejas abundan. La frase que más se escucha hace referencia al despropósito que significa el ingreso de un práctico, que ronda los u$s 500.000 anuales.
En este sentido, resulta interesante un estudio sobre identificación y estimación del costo para una operación de comercio exterior en el Puerto de Buenos Aires llevado a cabo por Ariel Filadoro y Jorge Sánchez.

El análisis toma un buque promedio del año 2015, con eslora de 263,7 metros, calado real de 9 metros, y de diseño de13, 4 metros, 36.417 toneladas de Registro Neto (TRN) y una capacidad máxima de 7.500 Teus. Asimismo define el volumen de contenedores que embarcó y desembarcó en Buenos Aires. La escala de la operación adoptada para este buque de referencia asciende a 921 contenedores llenos, lo que equivale a 1485 Teus; el 37% de los cuales corresponden a exportación y el 63% a importación.

Como resultado de diversas consultas a especialistas, se estimaron los costos por navegación de entrada y salida en u$s 44.680, por pilotaje y practicaje, para el buque de referencia.

Polémica

"Existen distintos referentes que critican el valor de este servicio, lo que genera polémicas reiteradamente", señalan los autores en el informe.

Otro estudio llevado a cabo por la Bolsa de Comercio de Rosario resalta que el costo portuario en la exportación de soja alcanzó a 17% del valor final del flete marítimo, lo que preocupa a los productores, exportadores y compañías marítimas porque quita competitividad a la Argentina ante Brasil y Estados Unidos y contrasta con la caída de 70%, en 8 años, en las erogaciones para transportar cada tonelada oleaginosa nacional a China. "El costo portuario de cada tonelada de soja para exportar asciende a u$s 6,48; número que comparado con un flete marítimo a China, de u$s 38 por tonelada, representa un 17% de este último", establece un análisis.

"Esta cifra es significativa si se tiene cuenta que, por ejemplo, en junio de 2008 el flete marítimo de Argentina al gigante asiático llegó a ubicarse en u$s 137 la tonelada, y que el número actual de costos portuarios de u$s 420.956 por embarque representaría apenas el 5% del valor de aquella época", concluyeron los especialistas Guillermo Wade y Julio Calzada, de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la entidad.
En este marco, queda claro el esfuerzo que realiza el gobierno nacional para bajar los costos tanto de practicaje como del servicio de remolcadores. La estrategia, ideada por el presidente Mauricio Macri, es aplicada desde el ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich y la subsecretaria de Puertos y Vías Navegables a cargo de Jorge Metz.

"Evidentemente estamos ante un importante costo del sistema portuario argentino que debe ser muy tenido en cuenta y ponerlo bajo la lupa por nuestra fuerte competencia con Brasil y Estados Unidos en la colocación de la soja y sus derivados. De allí la importancia de ser eficientes y que haya racionalidad económica en ellos para no elevar el costo argentino", precisó Calzada.