U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Adaptarse al cambio es la clave logística

Con 22 años de trayectoria, Megatom supo sortear los diferentes vaivenes del país en base a calidad, tecnología y seguridad.

Eslabón clave del comercio exterior, el depósito y plazoleta fiscal Megatom, celebra 22 años de trayectoria.

Su servicio de avanzada se apoya en tres características básicas calidad, tecnología y seguridad. A sólo 15 minutos del Obelisco de Buenos Aires, Megatom cuenta con un predio fiscal de 30.000 m2 de superficie de hormigón armado, distribuidos en 14.000 m2 de plazoleta para el almacenaje de contenedores, cámara de frío de 100 m2 , 40 tomas para reefers, 16.000 m2 de depósitos con una capacidad de almacenaje de 64.000 m3, 4.000 m2 para operaciones y 1.500 m2 de oficinas

"Sin dudas cumplir 22 años nos ha llevado a afianzar el camino logrado en este vaivén que es el exigente mercado argentino. Con humildad, trabajo y esfuerzo día a día estamos caminando adecuándonos a los que nos piden los clientes que confían en nosotros y demandan nuestros servicios; sin dejar de lado la sintonía con el Estado argentino quien nos autorizó dentro de la normativa vigente para ser una de las plazoletas fiscales aduaneras privadas pioneras en el mercador nacional", dijo a Transport & Cargo Rafael Messina Ramos, Jefe del Departamento Comercial de Megatom SA.

Cambios

A juicio del directivo, "el comercio exterior durante nuestros jóvenes 22 años, fue cambiando raudamente. Debimos adecuarnos a la norma vigente y generar una cultura de trabajo volcada a los estándares internacionales de manejo de la carga por eso certificamos como unas de las primeras plazoletas y depósitos fiscales privados con normas de calidad certificada ISO.

Mirá también

La industria naval sigue dando pelea y ve un futuro optimista

Desde 1980 hasta la actualidad, este sector estratégico de la economía perdió el 90% de su actividad y redujo ventas de u$s 400 millones a menos de u$s 38 millones y pasó de representar el 0,26% del PBI al 0,007% actual. Sin embargo, sus principales actores confían en que con políticas de Estado correctas se puede recrear un enorme potencial. Ahora, con un dólar más competitivo y el pujante sector pesquero, se abren nuevas perspectivas hacia un camino a la recuperación. Estudios indican que podría volver a tener 60.000 puestos de empleo directos e indirectos en toda la cadena industrial naval y superar los u$s 600 millones en ventas anuales. En los últimos 80 años, esta industria construyó 1.300 barcos. No son 1.300 promesas o proyectos. Son más de 1.300 hechos construidos en Argentina.

Asimismo, cumplimos y nos adecuamos a la normativa de los distintos organismos de regulación más control de la actividad en nuestras tres plantas de Avellaneda, y Buenos Aires. Diferenciamos la oferta y logramos atender en tiempo y forma los requerimientos estrictos de mercado. Vamos por un buen camino hacia el afianzamiento y vislumbramos un nuevo tiempo de lo privado y lo público en materia en el comercio internacional argentino".

A la hora de analizar el presente y futuro de la actividad, el Jefe del Departamento Comercial de Megatom SA manifestó que "hoy es un tiempo de cambios, donde los mercados piden un operador que lo ayude a integrar su cadena logística con verdadero profesionalismo y protagonismo en las soluciones hacia el sector en el que estamos insertos.

Hacia el futuro vemos la actividad con un horizonte que debemos construir entre todos los actores del sector comercio internacional, sin rencores ni disputas estériles que frenen la estrategia que nos inserte como un eslabón importante en el engranaje del cliente exportador e importador que demanda nuestros servicios.

Se debe buscar seguridad, respuesta y ante todo claridad para tener las bases de su negocio previsible en una República Argentina con ideales y políticas que nos lleven al crecimiento como Nación, lo que sin duda impulsara a nuestro sector a ser uno de los grandes impulsores económicos del país.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar