VÍAS NAVEGABLES

Proponen una vía navegable para unir el Este del Uruguay con el sur brasileño

Por las lagunas Merín y De los Patos, y el canal natural de San Gonzalo que las conecta, se produciría un importante ahorro en el viaje terrestre, dentro del corredor turístico Porto Alegre, Punta del Este, Montevideo.

 "En lugar de conducir en la compleja ruta terrestre que une Punta del Este con Porto Alegre, ¿se imaginan hacer ese tramo en un crucero que lleva su automóvil? Van observando el paisaje, comulgan con la naturaleza, almuerzan o cenan, trabajan o descansan, hacen unas compras en el free shop, y si se les apetece, hasta podrían jugar unas fichas en el casino una vez ingresados en aguas jurisdiccionales uruguayas", dijo a Transport & Cargo Nicolás García, director de Inversiones del Departamento de Rocha, en Uruguay.

La posibilidad de lograr una interconexión fluvial y lacustre que permita unir al Este del Uruguay con el Sur de Brasil, a través de las lagunas Merín y Los Patos por del canal San Gonzalo, se conoce como "Hidrovía Uruguay-Brasil". Este proyecto tiene su origen en el acuerdo firmado entre los gobiernos de Uruguay y Brasil, en vigor desde el año 2011, que habilita los tráficos comerciales para buques de ambas banderas en la totalidad de dicha traza navegable.

"La alternativa modal propuesta significaría un mejor acceso, de mayor fluidez, economía y sostenibilidad, entre amplias regiones de ambos países, con una población superior a los cinco millones de habitantes, que incluso se extiende hasta el litoral del Rio de la Plata y su acceso a las ciudades más grandes de Argentina y Uruguay, como Buenos Aires y Montevideo. Implica una nueva conexión física entre tres países de la región, apelando a una modalidad de transporte mucho más ecológica y eficiente que la alternativa actual, y dando impulso a regiones productivas de gran potencialidad, las cuales se podrían beneficiar de mejores conexiones logísticas. Asimismo, el turismo tendría un impulso importante a partir de las ventajas de transporte que implica el proyecto propuesto", destacó Nicolás García.

La hidrovía Uruguay-Brasil comprende una extensión de aproximadamente 800 kilómetros y la única dificultad para la navegación la constituye el bajofondo que existe en el lugar donde el canal San Gonzalo desagua en la Laguna Merín, lo cual requiere una pequeña operación de dragado en territorio brasileño y cuyos detalles ya se conocen perfectamente."

Dentro del proyecto, queda determinar la ubicación y construcción de la terminal de pasajeros del lado uruguayo, porque Brasil cuenta con los muelles de Porto Alegre.

Los estudios técnicos ya se están realizando y si bien los resultados se esperan para fin de año, se apunta a utilizar un buque de diseño de última generación, en capacidad de transportar pasajeros y vehículos, impulsado por fuente energética no contaminante.

Los beneficios de transportar pasajeros por agua son interesantes. Se ahorran 493 km. de viaje terrestre, tanto en el traslado desde Porto Alegre a Montevideo (804.2 km, por BR-116 y Ruta 8), así como a Punta del Este (736.2 km, por BR-116, BR-471 y ruta 9). También se evitan tres peajes en Brasil de pago ida y vuelta y se minimizan los riesgos de seguridad tales como asaltos, accidentes automovilísticos que generalmente se dan entre camiones y automóviles, y accidentes por cruzamiento de fauna autóctona en la ruta, especialmente en la reserva ecológica de Taim, RS.

Transporte prorrogó la gestión de AGP en la Vía de Navegación Troncal

El deporte náutico agoniza por el Canal Emilio Mitre

El director de Inversiones del Departamento de Rocha, se entusiasmó al referirse al mercado potencial que podría utilizar este servicio.

"Son 11 millones de habitantes entre la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, 4,3 millones de Porto Alegre y su área metropolitana, 1,9 millones de Montevideo, 900 mil de la Serra Gaúcha, 13.000 habitantes permanentes de Punta del Este, alcanzando los 450.000 en temporada alta. Asimismo, de la población brasileña, en la zona metropolitana de Porto Alegre, 20% de las familias pertenecen a las clases sociales identificadas como A1, A2 y B1, que perciben 10 o más salarios mínimos, y son responsables del 49% del consumo. Esa capacidad adquisitiva aumenta, en promedio, en la Serra Gaúcha", aseguró el funcionario.

Otro número interesante surge al relevar las estadísticas de tráfico de pasajeros entre Uruguay y Brasil durante el año 2019, último con actividad normal previo a la pandemia de covid 19, muestran lo siguiente:

Residentes en Uruguay que se trasladaron a Brasil 345.776, mayoritariamente a destinos en el sur de ese país (estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina), para una estadía promedio de 7.2 días, con un gasto diario medio de u$s 63.

Desde Brasil viajaron a Uruguay 490.000 personas, con origen mayoritario en el sur brasileño, para permanecer una media de 4.6 días, gastando u$s 128.6.

Asimismo, existe estacionalidad tanto para el turismo receptivo como el emisivo, operando como gran amortiguador de esa zafralidad la visita de brasileños a Montevideo -actividad que se extiende durante todo el año, en especial para brasileños-, que prácticamente duplica la visita a los destinos de veraneo

Los destinos más importantes para los viajeros involucrados en esta traza son:

En el tráfico de bajada, la costa oceánica de Rocha, Punta del Este, Piriápolis y Montevideo.

En el tráfico de subida, Porto Alegre, RS y Florianópolis, SC y balnearios aledaños a la mencionada isla.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios