GOLPE AL COMERCIO EXTERIOR

Puertos en alerta ante nueva escalada de conflictividad laboral

Al paro de transportistas con corte de rutas por tiempo indeterminado, se suma la amenaza de la vuelta a la huelga del Sindicato Aceitero

Luego del paro en cadena de aceiteros, recibidores de granos y remolcadores que afectó por más de tres semanas el comercio exterior argentino, vuelve la conflictividad laboral al sector.

La protesta, con corte de ruta incluido, que desde hace casi una semana llevan adelante Transportistas Unidos de Argentina (TUDA) ya está afectando la actividad de los puertos y de la agroindustria exportadora. La medida, con base en las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, Chaco, Córdoba y San Juan impide la libre circulación de camiones con granos y hacienda, y amenaza con paralizar la actividad portuaria.

Los cortes más importantes se dan en la autopista Rosario a Buenos Aires, a ruta A012, el túnel subfluvial que une Santa Fe con Entre Ríos y en el ingreso a Puerto General San Martín, Santa Fe, donde están ingresando unos mil camiones menos que los habituales por día. En el caso de las estaciones marítimas de Quequén y Bahía Blanca, el ingreso de camiones cayó un 33 %.

En el racimo de 29 terminales portuarias situadas en 70 kilómetros de costa sobre el Río Paraná entre Arroyo Seco y Timbúes se encuentra el polo de crushing de soja más grande del mundo. Otra gran parte de las exportaciones parte de los puertos de Quequén y Bahía Blanca. Todo este complejo exportador, principal generador de divisas para el país, se encuentra complicado por esta medida de fuerza.

Desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) señalaron que "el desabastecimiento y bloqueo a la exportación se genera por un grupo denominado transportistas auto convocados, sin representación institucional alguna, que impide el tránsito en las rutas de camiones con insumos"

De manera conjunta, las Bolsas de Cereales y de Comercio de Bahía Blanca, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Chaco, Rosario y Santa Fe manifestaron su preocupación al señalar que "estas medidas de fuerza generan daños económicos que afectan a todos los eslabones de la cadena agroindustrial y ponen en riesgo el abastecimiento para consumo interno y procesamiento, así como el ingreso de miles de camiones que no pueden acceder a los puertos de exportación".

Las entidades dejaron en claro que la medida de fuerza con bloqueo de rutas "afecta a sectores que son considerados esenciales en base a la legislación vigente" al tiempo que pidieron la urgente intervención de las autoridades nacionales, las provinciales y la Justicia de manera de permitir la libre circulación del transporte de cargas.

Aceiteros amenazan con otro paro

Como sin con esto no alcanzara, el Sindicato Aceitero amenazó con la vuelta a la huelga si no se les paga el bono pandemia de $ 90.000 en 10 cuotas mensuales.

"Si no pagan como tiene que ser, empezamos hoy mismo las medidas de fuerza", advirtió Daniel Succi, secretario gremial del sindicato.

La discusión se centra en quién percibirá el beneficio: los agroexportadores sostienen que deben cobrarlo los que realmente trabajaron durante la cuarentena, mientras que el gremio afirma que el bono debe alcanzar a todos los afiliados por igual.

En el último paro del Sindicato Aceitero, en diciembre, se paralizó la actividad durante 20 días con durísimas consecuencias para la exportación agroindustrial.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios