PUERTOS

La congestión portuaria amenaza desacelerar la reactivación económica en EE. UU.

El presidente Biden creó un Grupo de Trabajo sobre Interrupciones de la Cadena de Suministro con el fin de abordar los desajustes entre oferta y demanda

 Con un alto porcentaje de su población ya inoculada, y con vacunas que demostraron la mayor eficiencia, Estados Unidos apunta a volver lo antes posible a la normalidad. Impulsada por las ayudas estatales, el aumento del consumo y el plan de reactivación, la principal economía del planeta podría alcanzar en 2021 un crecimiento del 6,4%, una cifra que no se registra desde los años 80.

Un escollo se presenta sin embargo en este camino: el descalabro logístico producido durante la pandemia está afectando severamente la cadena de suministros. De no resolverse esta cuestión, todo esfuerzo de recuperación económica podría ser en vano.

Con la finalidad de tomar el toro por las astas, el secretario del Departamento de Transporte de Estados Unidos (USDOT), Pete Buttigieg, organizó una reunión virtual con funcionarios y representantes de la comunidad logística internacional, en la búsqueda de soluciones.

La mira estuvo puesta en primer lugar en los puertos de Los Ángeles y Long Beach, que son las puertas de entrada al comercio internacional desde Asia. Por este complejo de terminales, se mueve cerca del 40% de toda la carga en contenedores de los Estados Unidos y el 50 % de las importaciones desde China.

Los asistentes a la reunión coincidieron en señalar que la falta de equipo en China sigue trayendo consecuencias graves para toda la logística internacional. Desde hace unas semanas la congestión en los puertos de Estados Unidos está causando graves retrasos y embotellamientos, sobre todo en los puertos de California del Sur, donde se reciben la mayoría de las importaciones de Asia. Por esta escasez de contenedores en China y la sobre oferta de contenedores en puertos que no encuentran la manera de ser devueltos a los países asiáticos, se produce esta congestión y el embotellamiento en los puertos.

Como si con esto no alcanzara, el atasco provocado por la falta de espacio en las terminales está causando un retraso de 7 a 10 días en la descarga portuaria por lo cual las líneas navieras están reubicando sus buques en nuevos servicios en Oakland, Tacoma y Seattle. Esta situación también generó la queja de los operadores: la detención provoca una estadía más larga de los contendores y ello impacta en mayores costos. En busca de una solución a este tema que eleva los costos de la operatoria, la Orden Ejecutiva sobre la Promoción de la Competencia en la Economía Estadounidense abordó instó a la Comisión Federal Marítima a que actúe al respecto.

Al 15 de julio, 18 portacontenedores estaban fondeados en la bahía de San Pedro, frente a los más de 40 barcos a principios de año, pero varios participantes expresaron que hay pasos adicionales que se pueden tomar a corto y mediano plazo para ayudar a aliviar aún más la congestión y acelerar el movimiento de carga.

En un comunicado, el USDOT resaltó que si bien la Administración Biden-Harris continúa creyendo que las interrupciones de la cadena de suministro son transitorias, se concentran en abordar estos desafíos utilizando todas las herramientas a su disposición. El mes pasado, el presidente anunció el Grupo de Trabajo sobre Interrupciones de la Cadena de Suministro para aprovechar toda la capacidad del gobierno federal para abordar los desajustes entre oferta y demanda a corto plazo.

"Durante el año pasado, quienes trabajan en nuestros puertos, incluidos nuestros operadores de terminales y camioneros, se han esforzado para mantener la carga en movimiento y nuestra economía en marcha. Para que nuestra economía se recupere por completo, ahora necesitamos que nuestras cadenas de suministro vitales funcionen sin problemas y sin una congestión evitable", resaltó Buttigieg.

Durante el evento, el secretario de la Agencia de Transporte del Estado de California (CalSTA), David S. Kim, anunció que, tras el diálogo iniciado por el Secretario Buttigieg, CalSTA organizará a finales de septiembre un foro para examinar opciones para mejorar el movimiento de carga en los puertos y sus alrededores.

Mientras tanto el USDOT prosigue sus reuniones con los principales actores del sector como el World Shipping Council, representantes y empresas líderes de la National Retail Federation, Comisionados de la FMC, sindicatos y partes interesadas a lo largo de la cadena de suministro para discutir los desafíos actuales en el movimiento de carga.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios