Varios puertos continúan paralizados y peligra la cadena de abastecimiento

Aún persiste la huelga de remolques y la de recibidores de granos. Puerto de Buenos Aires entre los más comprometidos. Gremios y empresas negocian para destrabar el conflicto

Tras 20 días de paro, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) alcanzó un acuerdo con los sindicatos aceiteros que permitió levantar una huelga que privó al país del ingreso de u$s 2500 millones en divisas de exportaciones.

Esto no quiere decir que la totalidad de los puertos hayan vuelto a la normalidad. Aún persiste el paro de remoques convocado por el Centro de Patrones, el de Jefes y Oficiales Maquinistas Navales, y el Sindicato de Conductores Navales. A esto se suma la huelga de la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA).

En el canal secundario de San Martin San Lorenzo donde se precisa remolque, los muelles de Pampa y Dempa pertenecientes a Bunge, Cofco y ADM en tránsito se encuentran paralizados.

URGARA no participó de la reunión en el ministerio de Trabajo que destrabó el conflicto con CIARA y al cierre de esta edición, se encontraban negociando con las empresas con el fin de resolver el conflicto. Anteriormente habían llegado a un acuerdo con Sitio 0 de Quequén, con ACA y ADM. No sucede lo mismo respecto de las terminales de Cargill en Punta Alvear, y AGD en Timbúes porque UTGARA les impide el ingreso de granos a sus silos. Las demás terminales aceiteras están funcionando normalmente, y el traslado de los prácticos lo está realizando Prefectura Naval para sobrellevar el conflicto aún existente entre los gremios y la Cámara de Lanchas de Prácticos.

Otros puertos situados aguas abajo y que dependen del servicio de remolques están viendo comprometidas sus operaciones, tal los casos de San Pedro, Campana, Zárate y Buenos Aires. Lo mismo sucede con los puertos situados en el litoral marítimo bonaerense.

En el caso puntual de Buenos Aires, principal enclave de contenedores de la Argentina, una gestión personal del gerente de Operaciones de la Administración General de Puertos (AGP), Ricardo Ferreira, posibilitó el ingreso de un buque de la naviera Maersk. De todos modos, ya se están observando retrasos con otras naves, según coinciden varios operadores marítimos.

Al mediodía del miércoles se desarrollaban intensas negociaciones entre los gremios y la Cámara de Remolque (CAR). Mientras tanto, los remolcadores de puerto solo asisten la zarpada de los buques tanque que, habiendo finalizado sus operaciones de carga o descarga, deban liberar las terminales por razones de seguridad. Asimismo, por el Covid-19, se prestarán los servicios excepcionalmente a aquellos buques que, a pedido de las autoridades nacionales, requieran ingresar a puerto para el abastecimiento de insumos requeridos en la emergencia sanitaria.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios