Las cápsulas de Marcello

Es lo que hay

Por esta edición especial sobre cruceros, una industria relacionada directamente con el turismo, recordé que hace unos días, acompañé a mi cuñado anglosajón que no habla una palabra de castellano a retirar en Puerto Madero un auto alquilado a una importante empresa.

Luego de una larga serie de trámites, sobrevino la sorpresa porque si bien el auto era bastante nuevo, en buen estado y con unos 70.000 kilómetros, tres de sus neumáticos estaban lisos.

Mi cuñado me pidió que le tradujera al empleado (que no hablaba inglés y atiende turistas) que deseaba un vehículo en condiciones. Este respondió que no tenían otro y a continuación expuso el clásico: "es lo que hay ". Con una mezcla de vergüenza ajena y bronca tuve que traducir y explicar, lo inexplicable.

Esta infeliz frase es una mezcla de "jodete, disculpá y agarrá esto o ándate". Nosotros estamos acostumbrados a seguir la discusión, pero los extranjeros no. Menos mal que mi cuñado, pelirrojo que mide dos metros, es paciente, Con diplomacia y los consejos del libro de negociación de W. Ury "Supere el no", conseguimos pacíficamente que apareciera otro vehículo en mejores condiciones.

Menos suerte tuvo un turista uruguayo recién bajado de un crucero, que había alquilado un Gol 4 puertas para 4 personas y un bebe y le dieron un UP que tiene la mitad del tamaño. A ese pobre turista sin apoyo local le dijeron más o menos que había pagado muy barato y detrás dispararon el infaltable.es lo que hay.

Qué lindo sería que las autoridades enviaran algún "mystery shopper" (clientes misteriosos) a alquilar autos, habitaciones de hoteles, tomar taxis; para ver la clase de país que somos para el turista. No sólo es infraestructura, sino calidad de atención y actitud hacia el visitante extranjero.

Tal vez el ADN argentino nos permita soportar frases que en otro lado serían intolerables. Creo que no debemos aceptar más el "es lo que hay" y en cuanto a los turistas recordar que lo importante no es que vengan, sino que vuelvan.

Tags relacionados