Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Responsabilidad civil, el motor de las patrimoniales

Es uno de los ramos que más creció en primas en lo que va del año. La curva positiva se debe a la penetración de los seguros obligatorios, pero también a la alta tasa de judicialización que tienen las actividades profesionales en el país. Las nuevas pólizas y los desafíos de cara a la economía que viene.

Crecen, en gran parte, por obligación, pero también por convicción. La Responsabilidad Civil (RC) se lleva una gran porción de los seguros patrimoniales. La legislación ayuda, claro: las pólizas contra terceros de automotores aseguran la mayor cuota de crecimiento del mercado. Sin embargo, el gran potencial del rubro está en los contratos no obligatorios, liderados por los seguros comerciales y las malas praxis.

De acuerdo a los números de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), entre enero y marzo se vendieron casi $ 2.129 millones en primas de Responsabilidad Civil. El segmento movió 18,79% más que en el mismo período del año pasado. La estadística no contempla a las pólizas de automotores. Sumándolas, la cifra como mínimo, se quintuplicaría.

Los vehículos son el gran motor del rubro, aun en épocas de crisis. De acuerdo a un relevamiento realizado por la Asociación Argentina de Fábricas de Componentes (AFAC) y la consultora Promotive, por el país hoy circulan 12 millones de autos. Cada uno significa una póliza contra terceros, obligatoria en nuestro país. Y el negocio no se detiene: según las estadísticas de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina, el año pasado se patentaron 643.647 vehículos. En la última década el parque automotor se renovó en un 50% y hoy el promedio de edad de los vehículos es de 7,8 años, lo que asegura primas más jugosas.

"Desde siempre nuestro diferencial fue ofrecer productos específicos con topes muy superiores a lo exigido en la RC obligatoria, planteando coberturas superadoras en el caso de accidentes que pudieran afectar a terceros, entendiendo como tal a personas o cosas afectadas", dice Marcelo Perona, gerente Técnico de Intégrity Seguros, una de las compañías mejor posicionadas en el segmento motos. Hoy los límites se corrieron: la Resolución 39.927 de la SSN, vigente desde el 1° de setiembre, introdujo algunos cambios en la cobertura de RC para autos y motos. "Se incrementaron las sumas aseguradas, tanto en la cobertura obligatoria, que ahora es de $ 800.000, como en la voluntaria, ahora $ 6 millones para vehículos particulares y motos; $ 18 millones para camiones y maquinarias rurales", explica el ejecutivo. La nueva reglamentación está obligando a las aseguradoras a rediseñar sus esquemas de cálculo de riesgo y a recategorizar adicionales.

Los automotores no son los únicos RC obligatorios. "Son los principales, por cantidad de primas, pero la ley también comprende a la actividad aeronáutica, los ascensores y los establecimientos educativos", detalla Juan Carlos Etchebehere, socio del estudio jurídico Nicholson y Cano. El segmento acerca a las compañías un mercado tentador: las multipólizas, que combinan RC con incendio, seguros medioambientales o técnicos.

Cómo pararse en el mercado

La estrategia comercial de Intégrity, por ejemplo, es sumar la RC a otras pólizas. "No vendemos en general sólo el producto o cobertura de RC. Nuestro foco de negocio es ofrecer a la pyme soluciones a sus requerimientos, resguardando su patrimonio frente a posibles daños que puedan ocasionar por el solo hecho del desarrollo de su actividad", aclara Perrona. Sin contar los seguros de automotores, la RC Automotora representa el 3% de la producción de la firma.

San Cristóbal también está presentando una línea de seguros integrales. "Son coberturas especiales para restaurantes, hoteles, bodegas, colegios, estaciones de servicio y consorcios premium", destaca Daniel Torrente, responsable de Negocios Corporativos de la Compañía. Por lo general, este tipo de pólizas combinan las exigencias legales de RC con otros plus patrimoniales como incendio, robo y otros siniestros varios.

"Sin perder de vista que debe ser acompañado por consistentes contratos de reaseguro y plan de marketing y suscripción, la RC es uno de los ramos con mayor potencial de crecimiento. Principalmente en las coberturas de operaciones; para algunas profesiones específicas, como administradores de consorcio y en la RC por Errores y Omisiones (E&O)", se entusiasma Torrente. Aumentar la penetración en los rubros no automotores es uno de los principales desafíos de la compañía. "El 80% de nuestras coberturas de RC son de automotores, el 13% en Seguros Integrales y Combinados y un 1,5% en el ramo RC, sin considerar las coberturas de RC que también existen en Seguro Técnico e Incendio RC linderos", explica.

En la línea regional

Si bien estamos lejos de tener una conciencia aseguradora de otros países, la penetración de los seguros de RC no obligatoria en nuestro país está en consonancia con el resto de la región. "En la Argentina representan el 0,040% del PBI; en Brasil, el 0,025%; en Chile, 0,071% y en México, 0,050%. Con respecto al total de los seguros de propiedad y accidentes representan el 2,8%. Mientras que en Brasil son el 2,0%; en Chile, el 4,6% y en México, el 5,9%", puntualiza Nicolás Masjuán, socio de la filial Buenos Aires de la consultora de negocios Bain & Company.

Los seguros de Responsabilidad Profesional siguen la misma tendencia. "Aquí representan el 21% de la RC. La penetración es la mitad que la que tiene el segmento en Brasil, donde representa el 41%, pero es mayor a la de Chile donde representan el 14%", agrega el consultor. El costo de las primas es el principal foco de resistencia que encuentran los productores. "Los costos son acordes al riesgo y su probabilidad de siniestro. La realidad es que es un seguro clave que permite evitar dar respuesta con el patrimonio personal. En este sentido la prima no es cara cuando ante un evento se debe responder con el patrimonio propio", dispara Jorge Ferrari, presidente del grupo bróker 123Seguro.

El CEO afirma que esta resistencia casi cultural está cediendo. "Los rubros que más crecieron fueron el de otras profesiones no médicas y las coberturas para eventos, sobre todo, por disposición de las autoridades de tener una cobertura antes de otorgar los permisos de habilitación". Los números de la SSN confirman la tendencia. En el primer trimestre las pólizas no médicas aumentaron 107,5% con respecto al mismo período de 2015. La mala praxis médica fue el segundo rubro en crecer: en pesos movió casi un 33% más que el año pasado. El fenómeno combina una ampliación progresiva de la normativa impuesta por el Estado, pero también una adhesión voluntaria cada vez mayor. Hay una serie de actividades que si bien no están obligadas a contratar una póliza de RC, terminan pagándola por miedo a posibles juicios o porque sus contratistas lo exigen.

"El crecimiento relativo de las primas en el último año por su participación en la cartera de ramos patrimoniales fue del 15% en términos reales. En los últimos años las exigencias de seguros para excavación y demolición por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires creció exponencialmente. Por otra parte, cada vez estamos más cerca de un seguro de responsabilidad ambiental obligatorio, que cumpla con los requisitos de la Ley General del Ambiente. Estas pólizas darán a las empresas la posibilidad de transferir parte el riesgo a las aseguradoras", destaca María Luz Gómez, gerente Comercial del Instituto Asegurador Mercantil. Tanto en pólizas "puras" de RC como parte de seguros combinados, el rubro representa más del 25% de la cartera patrimonial de la compañía.

En la mira de los profesionales

En el segmento de la mala praxis el Instituto Asegurador Mercantil se especializó en las prestaciones para agencias de turismo. "El producto se llama Agencia Segura y acompaña al asegurado en la RC por las consecuencias económicas de aquellos accidentes que puedan sufrir los pasajeros en sus oficinas o en cualquier otro lugar mientras se encuentren bajo custodia de la agencia. También lo hace frente a errores u omisiones propios o de su personal que produzcan perjuicios a los pasajeros en cuanto al ingreso a países extranjeros, transporte u hotelería. También se hace cargo, solidariamente, de aquellos percances que sean responsabilidad directa de los prestadores que contrata la agencia de turismo", explica Gómez.

La ejecutiva afirma que es un rubro que requiere un timing exigente en las aseguradoras. "Cada vez son más las exigencias de seguros obligatorios de RC en diferentes ámbitos de la actividad económica de modo de mantener un equilibrio entre los nuevos desarrollos y las consecuencias que pueden producir. Esto se da tanto en el ámbito empresarial como en el consumidor final y nos obliga, en el marco de nuestra estrategia, a estar muy atentos en la detección y evaluación de nuevas necesidades y en brindarles una solución aseguradora", subraya.

Los especialistas coinciden en que la responsabilidad civil crece en los grandes players, pero que todavía falta conciencia aseguradora. Alejandro Vega Cigoj, Head de Corporate & Commercial de Zurich Argentina, coincide en que el ramo de RC presenta un mercado maduro en el segmento de grandes empresas y un mercado en desarrollo en pymes, claramente hay que trabajar en lograr una mayor concientización en la necesidad de este producto en un país con alta tasa de judicialización como es Argentina.

Lo que implica cubrir ladrillos

La construcción es una de las industrias en las que más han crecido las primas de responsabilidad civil. "Es una actividad que va a tener mucho desarrollo en los próximos meses y que, por consiguiente, representa un mercado muy interesante", destaca Perona. Intégrity apunta sus cañones allí: "Elaboramos un producto para que el productor/asesor de seguros, pueda cotizarlos directamente desde nuestra página web. Otra actividad que vemos con un potencial muy grande, por su crecimiento en nuestro país, son las ferias y congresos. Para captarlo, diseñamos una línea de RC eventos".
 

Zurich es uno de los players fuertes en infraestructura: "Ofrecemos una amplia gama de soluciones para resguardar el patrimonio de las empresas para que puedan desarrollar su actividad con total tranquilidad y protegidos de los daños o lesiones ocasionados a terceros. Nuestro mayor volumen lo concentran los productos de RC Operaciones y Producciones y la RC Construcción", explica Vega Cigoj.

Para el CEO, el gran desafío de la industria es generar conciencia aseguradora tanto en los grandes como en los pequeños y prepararse para lo que viene. "El ramo de RC presenta un mercado maduro en el segmento de grandes empresas y un mercado en desarrollo en pymes. Claramente hay que trabajar en lograr una mayor concientización en la necesidad de este producto en un país con alta tasa de judicialización como es la Argentina. El crecimiento económico esperado para los próximos años y el arribo de inversiones serán los factores que favorecerán el desarrollo e incremento de los productos de Responsabilidad Civil, no solo en lo que respecta a Operaciones y Productos, sino también en las responsabilidades profesionales y de construcción asociadas a las obras de infraestructura e inversiones privadas", concluye.