U$D

SÁBADO 16/02/2019

La bancarización para el cobro de primas abre el juego

El mercado se debate ante la iniciativa del Banco Central para eliminar el efectivo. Las posiciones.

La bancarización para el cobro de primas abre el juego

A partir de marzo de 2018, el cobro de premios de contratos de seguros podrá hacerse únicamente en efectivo, según lo resuelto por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) en la resolución 40.541. La decisión despierta críticas entre los productores asesores de seguros.

Los medios electrónicos y los cheques serán los únicos medios de pago permitidos a partir de marzo. Existen tres modalidades de pagos electrónicos inmediatos (PEI), que el Banco Central viene impulsando y que admite solo operaciones con tarjeta de débito. En primer lugar, la billetera virtual (Todo Pago para la Red Banelco y Billetera Vale para Link), que permite enviar hasta $ 8.060 diarios por la Web o mediante el celular sin costo y con acreditación inmediata; luego, el POS móvil, un dispositivo que se conecta al celular o tablet y permite realizar el pago mediante transferencia inmediata; y, por último, el botón de pago, que se utiliza para la compra y venta de servicios en la Web, también con transferencias inmediatas.

Para usar PEI, el productor deberá poseer cuenta bancaria en un banco adherido a una red de cajeros, elegir el proveedor de plataforma de pagos móviles, adquirir el dispositivo si quiere usar el POS móvil, y realizar la adhesión al producto. La implementación de la norma será de forma progresiva. A partir de septiembre, todo monto que, anualizado, supere los $ 20.000 deberá ser cobrado por medios electrónicos. En diciembre, la regla aplicará para el cobro de montos anualizados superiores a los $ 10.000. Finalmente, en marzo será para cualquier monto.

"Sé que varios del sector no van a estar muy contentos con esta medida, pero alguien tenía que tomar la decisión", expresó Juan Pazo, superintendente de Seguros de la Nación durante la presentación de los PEI realizada hace unos meses. "Pasaron casi 17 años desde el último intento de bancarización del sector. Hoy las condiciones son distintas y están dadas para cumplir con este deseo", añadió.

Quien rápidamente expresó su oposición fue el Consejo Federal de Fapasa (Federación de Asociaciones de Productores Asesores de Seguros de Argentina), que representa a las 22 asociaciones de productores asesores de seguros del país. "Se está proponiendo un remedio para una dolencia que no existe", dijo Jorge L. Zottos, presidente de Fapasa, en diálogo con Seguros.

Desde la entidad, calificaron a la medida de ilegítima e innecesaria, a la vez que lesiva a los derechos de los usuarios y consumidores por no permitirles ejercer su derecho a la libre elección. La oposición a los planes del Gobierno no es nueva, ya había sido expresada por Fapasa en octubre de 2016. "Quienes promueven estas iniciativas parecen no tener registro de la situación actual del mercado", aseguró Zottos, quien señaló que la cobranza de premios actualmente registra un bajo nivel de mora, a la vez que destacó que el 65% de los cobros ya se realizan a través de sistemas electrónicos y agentes de cobranza.

"El asegurado que elige pagar en efectivo puede hacerlo por distintas razones o factores. Sobre todo en el interior del país, suele decirse que la cara del seguro es el productor, es el rostro que da certeza", subrayó Zotto y señaló a la falta de acceso a bancos en ciertos pueblos y los problemas de conectividad como otras de las razones por las que los clientes podrían resultar perjudicados. "Los productores asesores de seguros estamos a favor de que el asegurado elija libremente la forma de pago que mejor le convenga", resumió.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés